DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Almería

Veteranos maestros del klask

Quienes más están sufriendo estos días, los mayores, nuestros mayores, son precisamente los que más nos necesitan. Los trabajadores de las diferentes residencias de ancianos se baten el cobre a diario para que el coronavirus no entre por sus puertas y dejándose literalmente la vida en ello, lo están consiguiendo. Ahora viene la otra parte del trabajo, encontrar una rutina de distracción y trabajo para que el confinamiento no se convierta en una jaula física y mental.

Ahí entra Padre Huelín, una Escuela Deportiva de Almería que vive por y para quien le necesita. Su proyecto de voluntariado, Deportes en las Fronteras, habla por sí solo de su filosofía. En ella no cobra nadie, pero enriquecen el espíritu de todos a los que ayudan. La iniciativa que acaban de tomar puede resumirse en tres palabras: diversión y esfuerzo mental. Eso es el klask, un juego para el que se necesitan unos tableros y ganas de reactivar las neuronas, adormiladas estos días. Los tableros los cede Padre Huelín y las ganas de jugar se desprenden de las caras de los ancianos cuando ven el chiringuito lúdico montado, por ejemplo, en la Residencia Virgen del Rosario de Roquetas de Mar.

“La directora de la residencia, Paola Morales, nos ha dicho que está siendo maravilloso ver a todos los residentes jugar y pasárselo bien después de semanas tan duras. Paola tiene formación, puesto que ha participado con su Hermanad de Semana Santa (es Hermana Mayor de la Unidad) en torneos, y esto ayuda para explicar las normas del juego”, dice Cristóbal Hernández, presidente de la EDM Padre Huelín, una persona entregada por sus conciudadanos y, por supuesto, por los vecinos de su barrio. Tan buena acogida han tenido los tableros de klask en la residencia roquetera, “que nos está nombrando en sus redes sociales”, lo que parece fundamental para que esta propuesta llegue a toda la provincia por si algún otro geriátrico necesita de sus servicios. Por supuesto, este reportaje también tiene esa misión.

Igual que ahora lo hace con las personas mayores, la idea de Cristóbal siempre ha sido usar el klask como un método de ayuda a la sociedad. Así, tenía pensado antes del estado de alarma llevar los tableros a las plantas de oncología infantil de los hospitales y hacer lo propio en la cárcel. Cuando la sociedad retome su pulso, seguro que Padre Huelín lleva adelante su idea. De momento, este juego está a disposición de las personas mayores que lo necesiten.

Es un juego que exige destreza mental. Es un juego que exige destreza mental.

Es un juego que exige destreza mental.

“Queremos que la gente los use, pase un buen rato y desarrolle sus capacidades. Además, nosotros nos ofrecemos a dar formación sobre las reglas del klask. Para que los tableros estén guardados en un armario cogiendo polvo, mucho mejor es que hagan felices a ciudadanos como estamos viendo en Roquetas”, se congratula un Cristóbal que quiere otro detalle más con la Residencia Virgen del Rosario:“Queremos organizar un torneo allí que sirva como homenaje después de estos duros días”. Así es la EDM Padre Huelín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios