Andalucía

Un debate monográfico sobre sanidad cerrará el año político en el Parlamento

  • Los partidos que apoyan al Gobierno secundan la iniciativa de Adelante y el PSOE

  • El Pleno sobre los Presupuestos regionales de 2020 se desarrolla sin sobresaltos a la espera de su aprobación

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, sigue atento las críticas de Susana Díaz a la gestión de la crisis alimentaria. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, sigue atento las críticas de Susana Díaz a la gestión de la crisis alimentaria.

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, sigue atento las críticas de Susana Díaz a la gestión de la crisis alimentaria. / E. P.

Andalucía será la primera comunidad autónoma del país con las los Presupuestos 2020 aprobados “en tiempo y forma”. Lo celebró ayer el portavoz parlamentario del PP, José Antonio Nieto, antes del comienzo del Pleno que acabará hoy, al mediodía, con la aprobación de las cuentas.

La celeridad en el trámite presupuestario impulsada por populares y sus socios de Ciudadanos ha provocado que, como es habitual, el año político no finalice con el pleno sobre las cuentas. Con los villancicos ya en el recuerdo y en las hemerotecas, el Parlamento andaluz cerrará el curso con un debate monográfico sobre sanidad, uno de los principales dolores de cabeza para el Gobierno bipartito en este primer año tras el cambio de color en la Junta.

La Mesa de la Cámara acordó, con el acuerdo de todos los grupos, aceptar la propuesta registrada por Adelante Andalucía y el PSOE la pasada semana. La oposición intentó llevar al antiguo Hospital de las Cinco Llagas su principal punta de lanza contra el ejecutivo de Juanma Moreno y, contra su propio pronóstico, han logrado su objetivo.

De hecho, en los partidos que apoyan al Gobierno no había intención inicial de permitir que el titular de Salud y Familias, Jesús Aguirre, tuviera que enfrentarse a un debate que pusiera en tela de juicio una gestión que ya está señalada como uno de los puntos débiles de la Administración regional.

El Parlamento celebrará los próximos días 18 y 19 un debate general sobre sanidad cuando se acerca un periodo de alta frecuentación en los centros de salud y hospitalarios del SAS con motivo de la epidemia de gripe de cada invierno, lo que debe combinarse con el plan de vacaciones de los profesionales por Navidad.

Además, el debate contempla la presentación de propuestas de resolución, es decir, que los grupos podrán registrar iniciativas que, en caso de ser aprobadas, son de obligado cumplimiento para el Ejecutivo.

El precedente de la pasada legislatura

En la pasada legislatura ya hubo un pleno con las mismas características y que también coincidió con una ola de protestas de los profesionales y usuarios del sistema sanitario público andaluz, aunque más virulenta que la actual. Fue hace casi tres años y el entonces consejero, Aquilino Alonso, capeó el temporal de la oposición un par de meses antes de salir del gabinete de Susana Díaz en su última crisis de Gobierno antes de abandonar San Telmo.

Aguirre puede correr un destino similar si la situación no cambia en Salud, a pesar de que ha sido ratificado en el cargo en más de una ocasión ante preguntas de la prensa. El político cordobés tiene como reto cambiar la percepción entre los usuarios del SAS y lo hará en 2020 con el mayor presupuesto de su historia. Las cuentas que se aprobarán este mediodía contemplan el mayor gasto sanitario de la historia autonómica.

En total son 11.056 millones de euros, el 28,7% de las cuentas elaboradas por Juan Bravo y su equipo de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía. Es un 4,27% más que el gasto previsto en las cuentas vigentes, aunque Salud ha necesitado unos 284 millones de euros más de lo inicialmente previsto.

Este dinero ha llegado a través de transferencias de créditos, las últimas aprobadas esta misma semana por un valor que ronda los 50 millones, según reconoció el propio Jesús Aguirre en San Telmo el pasado martes, tras el consejo de Gobierno.

A los más de 11.000 millones dibujados en el proyecto inicial, habrá que sumar algunos más en virtud a las 59 enmiendas parciales que los grupos han pactado más allá del dictamen final elaborado en la Comisión de Hacienda.

En materia de salud, destaca el aumento de ocho a 20 millones para comenzar a equiparar el complemento que los profesionales del SAS cobran por las guardias con el resto del país, iniciativa aprobada a propuesta de PP y Ciudadanos. También es importante, por su dotación, una enmienda incluida por Adelante Andalucía para dotar con 5,6 millones de euros al hospital de la localidad sevillana de Bormujos, donde se han llegado incluso a cancelar operaciones por falta de presupuesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios