Entrevista a Virginia Pérez

"Ni tengo padrinos, ni soy manejable"

  • Aspira a seguir al frente del PP de Sevilla. Mantiene firme su propósito de renovar la confianza de los afiliados. Advierte a Arenas de que debe superar la derrota de 2018

Virginia Pérez, en los jardines del Parlamento de Andalucía Virginia Pérez, en los jardines del Parlamento de Andalucía

Virginia Pérez, en los jardines del Parlamento de Andalucía / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

El 27 de marzo se enfrentará a Juan Ávila, alcalde de Carmona, por la presidencia del PP de Sevilla. Actual diputada autonómica, aspira a seguir al frente de un partido que tiene como reto histórico conseguir mucho más poder en una provincia que tradicionalmente se resiste para el centro-derecha. Cuenta con la bendición del aparato nacional y con el recelo del regional.

–¿Por qué últimamente la vida interna de su partido se tensiona a niveles máximos de cara a los congresos?

–A mí no me gusta hablar de tensiones, sino de normalidad democrática de todo proceso congresual. Este es un congreso que tocaba y que, además, se ha convocado respetando escrupulosamente los tiempos marcados por la dirección nacional y regional. De hecho, están ya convocados con anterioridad tres congresos provinciales en Andalucía. En estos cuatro años, se ha hecho un gran ejercicio de unidad e integración por parte de todos. Esa es la grandeza de este partido, porque en el PP no sobra nadie.

–¿Qué amenaza más al PP de Sevilla: Vox o las divisiones internas?

–Si cuando hablamos de divisiones nos referimos a un debate interno constructivo y de propuestas, en absoluto lo considero una amenaza, sino todo lo contrario: una oportunidad para enriquecer este proyecto. Así lo creo y así lo hemos hecho al integrar a todo el PP de Sevilla tras el anterior congreso. El Partido Popular de Sevilla no debe sentirse amenazado por ningún partido y nuestro objetivo debe ser siempre el de ofrecer un proyecto que represente a una mayoría social de sevillanos.

–¿Se siente respetada por el PP andaluz, que ha impulsado en la sombra la lista que encabezará Juan Ávila?

–Me siento respetada por la militancia, las bases, que es además lo más importante de los partidos políticos. Y, por supuesto, me siento muy respetada por muchos compañeros del PP andaluz con los que trabajo codo con codo desde hace años por mejorar esta tierra.

Virginia Pérez Virginia Pérez

Virginia Pérez / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

–¿Cómo ha sido hasta ahora su relación con el alcalde de Carmona, que será su rival?

–Estupenda. De colaboración y trabajo, incluso de confidente. Respeto muchísimo a Juan, ha hecho un gran trabajo en Carmona.

–¿Es Javier Arenas el causante de esta nueva división? ¿Usted cree que Moreno y Bendodo perciben la realidad del PP sevillano a través de los ojos de un histórico como Arenas?

–Personalmente creo que Javier Arenas no ha superado el proceso congresual del verano de 2018. Hoy todos debemos trabajar por el proyecto de Juanma Moreno y de Pablo Casado, ese ha sido y seguirá siendo mi objetivo. Moreno y Bendodo son lo suficientemente inteligentes como para no percibir únicamente la realidad del PP de Sevilla a través de los ojos de Arenas. Si así lo hicieran estarían excluyendo a la inmensa mayoría de la militancia.

–El PP ha llegado a gobernar Andalucía, pero nunca despega en la circunscripción de Sevilla. ¿A qué se debe?

–Como partido habremos cometido fallos, que asumo y, por supuesto, seguiré trabajando para rectificar, pero la realidad es que Sevilla ha sido el epicentro de la corrupción del PSOE en Andalucía con un solo objetivo: utilizar la administración y el dinero público para establecer una red clientelar que permita al PSOE mantenerse en el poder. No lo dice el PP de Sevilla, sino la justicia a través de un reguero de procesos judiciales por toda la provincia. Contra eso es muy difícil luchar en las urnas. Pero las cosas están cambiando en esta provincia. Ya hay un gobierno en la Junta preocupado por los sevillanos y no de su partido y una Justicia que está levantando las alfombras del PSOE en toda la provincia.

Virginia Pérez Virginia Pérez

Virginia Pérez / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

–¿Cuál es su proyecto político para la ciudad de Sevilla?

–En esta respuesta no voy a ser original, lo reconozco, porque ya existe el mejor proyecto y el mejor modelo de gestión para una administración pública: el de Juanma Moreno al frente de la Junta. Un gobierno que, en solo dos años, ha desbloqueado proyectos como el Metro, la Ciudad de la Justicia, las Atarazanas, etcétera. Este el es proyecto que quiero trasladar a Sevilla: el de la moderación, la eficacia y la atención a las prioridades de la ciudad.

–Usted se entrevistó con el secretario general de su partido, Teodoro García Egea, en la sede nacional de Génova. ¿Qué se le transmitió en esa reunión?

–Hicimos un análisis de la situación del partido y de la provincia. Fue una reunión cordial en la que noté el apoyo de la dirección nacional, con la quiero trabajar en sintonía tal como hago con la dirección regional. Soy leal y disciplinada con los órganos del partido y así lo seguiré siendo.

–¿Se considera usted poco manejable y por eso hay quienes no la quieren en el puesto? ¿Qué padrinos reconoce en el mundo de la política? ¿Quiénes son sus ejemplos a seguir?

–No, manejable no soy. Es verdad que tengo las cosas claras y mi propio criterio sobre la vida política, pero no me gustan las imposiciones sino los argumentos y el diálogo para enriquecer mi proyecto. Sobre los padrinos, ni tengo ni he tenido nunca padrinos. Y mis referentes son hoy, sin duda, Juanma Moreno y Pablo Casado.