Fútbol I Tercera División (grupo IX)

Almería B & Poli Almería: la capital busca el regreso

  • Los dos equipos rojiblancos quieren regresar a Segunda B, aunque saben de lo extraño del nuevo formato

  • Debutan en casa y serán de los pocos equipos que jueguen a puerta cerrada

  • Gomes madura cambios para ir a Las Palmas

Jugadores del Poli Almería celebran un gol de Ruzzo. Jugadores del Poli Almería celebran un gol de Ruzzo.

Jugadores del Poli Almería celebran un gol de Ruzzo.

El fútbol modesto vuelve a abrir este fin de semana sus puertas en Almería. Lo hará a los jugadores y a todos los profesionales del Almería B y del Poli Almería, no así al público, que todavía no podrá asistir a los campos de fútbol en la capital, aunque sí puede ir a otros deportes, como el voleibol.

Los dos conjuntos capitalinos, el histórico Poli Almería y el bisoño aunque poderoso filial de la Unión Deportiva Almería, tienen ganas, ilusión y descaro en una temporada en la que el sueño es el mismo, aunque con perspectivas diferentes: mientras que la obligación de los de Nandinho es pelear por un ascenso al que el coronavirus no le dejó optar mediada la temporada pasada, los de Juanfran Miras saben por experiencia que lo primero es asegurarse la permanencia y si suena la flauta en una competición tras extraña, pues bienvenido sea.

“Fue una pena lo que nos pasó la temporada pasada, quedaban muchos partidos, estábamos muy cerca de la zona alta, pero de nada sirve mirar hacia atrás. El objetivo es estar arriba, ya lo intentamos el año pasado con todas nuestras fuerzas. Ahora tenemos que estar mentalizados para estar metidos desde el principio para que no ocurra nada raro, como nos ocurrió hace unos meses”, dice Sergio Contreras, lateral derecho del Almería B, que cumple su segunda temporada.

Quien lleva unas cuantas campañas más como rojiblanco, pero en este caso con pantalón azul, es Ruzzo. El capitán llegó al Poli Almería en 2012, en Regional Preferente, y pocos sueños tiene más en su cabeza que dejar a su equipo en Segunda B, aun que partido a partido. “La liga nos lo va a marcar, al ser corta veremos cómo marcha todo. El objetivo claramente es la permanencia, pero al ser una competición tan corta, creo que estamos capacitados para meternos entre los seis primeros, no renunciamos a nada”. Sería marcharse por la puerta grande, pues el ariete va a colgar las botas: “Mi idea era retirarme el año pasado y con lo que ocurrió, decidí jugar una temporada más, a uno le gusta retirarse a lo grande en el campo, jugando”.

Sergio Contreras, en el entrenamiento del filial en el campo de la Vega. Sergio Contreras, en el entrenamiento del filial en el campo de la Vega.

Sergio Contreras, en el entrenamiento del filial en el campo de la Vega.

Es indudable que el miedo al coronavirus va a marcar muchos de los partidos en las categorías modestas, donde hacerse pruebas es inviable económicamente hoy por hoy. “Como capitán, cada vez que hemos tenido amistosos en pretemporada había algo de miedo. El día a día también, al final nos juntamos 25 tíos y cada uno tiene su vida. Es un riesgo, pero lo asumimos. El miedo existe y va a existir sobre el campo”, asegura el ariete del Poli. Ante ello, la capital almeriense no permite que el público acceda todavía a los recintos futbolísticos, pero los rojiblancos se van a encontrar campos rivales con afición en los graderíos. “Si ahora es lo más seguro, lo aceptamos y ojalá que cuanto antes vuelva la normalidad”, apunta el lateral del filial.

En la búsqueda de ese ascenso, el Almería ha dejado nuevamente el proyecto de su filial en las manos de un técnico que hizo un buen trabajo: Nandinho. “Es bueno que siga el míster, llevamos un año con él y sabemos lo que nos pide y la línea de trabajo a seguir. Nos fue muy bien desde que llegó y la gente está entendiendo lo que quiere de nosotros”, de un grupo que mantiene la misma estructura:“El equipo tiene la misma base del año pasado, han llegado cuatro fichajes, que se han acoplado muy bien a la dinámica de grupo. Formamos un grupo bueno y ésa es la clave para hacer una buena campaña”.

Los cambios de cromos sí han sido importantes en el Poli , que ha tratado de acoplar sus piezas a marchas forzadas en esta pretemporada. “Veo un buen equipo, quizás nos falten un par de semanas más, somos una plantilla nueva y joven. En los amistosos nos hemos visto bien pese al poco tiempo de preparación que hemos tenido”, apostilla Ruzzo, que sabe que adaptarse al nuevo campo también lleva un tiempo: “Es nuestro hándicap, llevamos dos años cambiando. Sabemos que las cosas son así desgraciadamente, jugaremos donde nos dejen”, en este caso en la Ciudad Deportiva de Los Ángeles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios