VOLEIBOL

Balance de los 'depredadores' pegados a la red de Unicaja

  • Los colocadores, los centrales y los opuestos ahorradores se suman a la valoración positiva de la primera vuelta de la Superliga y transmiten su hambre de títulos

Colocadores, centrales y opuestos ahorradores. Colocadores, centrales y opuestos ahorradores.

Colocadores, centrales y opuestos ahorradores. / D. A. (Almería)

Si los receptores y los líberos parecieron acuñar la expresión de menos a más, los mismos derechos de autor sobre ella tienen los demás jugadores del resto de posiciones de Unicaja Almería. Dependientes de su compañero de puesto para ser mejores, por parejas o en un trío, los colocadores, los opuestos y los centrales van con su mirada un poco más allá. En principio, y como no podía ser menos dados los resultados que han conducido a ser líderes invictos, el balance “es muy bueno, hemos ido de menos a más y se ha visto reflejado en los partidos”, tal y como dice Borja Ruiz, uno de los capitanes ahorradores otro año más, pero el que se ha visto una evolución natural: “La pretemporada es dura y hay que arrear mucho, y desde el primer partido, la Supercopa, a ahora, el equipo ha cambiado mucho”.

A los hechos se remite a la hora de realizar esa afirmación: “Viendo los partidos, pienso que Unicaja es el equipo que más en forma está, jugador por jugador creo que tenemos la posición de receptor a un altísimo nivel, que Ronald está jugando muy bien, Víctor está totalmente recuperado… creo que en todas las posiciones estamos muy bien ahora, físicamente estamos muy bien, tácticamente estamos muy bien con la ayuda de Manolo, el equipo se encuentra muy fino”. El otro de los capitanes, el referido Víctor Viciana, es muy explícito a la hora de su valoración, “espectacular”, asegura: “Quitando la Supercopa, que fue un traspiés complicado, por lo demás perfecto”. La construcción del equipo ha satisfecho a todos.

En ese sentido, Chema Castellano también habla de balance “muy positivo”, con la misma expresión de “hemos ido de menos a más” en su argumentación para pensar así: “Empezamos la competición perdiendo la Supercopa, nos repusimos muy bien y ganamos en casa, lo que nos ayudó a afrontar toda la primera vuelta hasta Navidad con un poquito más de energía positiva y de confianza en nosotros mismos de saber que podíamos conseguir grandes resultados”. Como ‘debe’, que ha habido “altibajos en algunos partidos”, en lo que también hace incidencia Manu Parres: “Positivo, se han sacado los resultados, se ha ganado todo y se ha hecho un buen juego, pero quizá el único pero es que no hemos conseguido completar un partido al cien por cien, algún set que nos han ganado o de bajón de nivel”.

Con todo, el ilicitano valora muy positivamente no solo los resultados, sino “todo el trabajo que se ha hecho día a día”, ordenando que “hay que seguir en esa línea y no dejar de pisar el acelerador, con lo que los resultados llegarán solos”. Rubén Lorente recuerda en ese sentido que se comenzó “acoplándonos los unos a los otros porque había mucha gente nueva, aunque antes hubiese estado en el club, y la verdad es que la línea ha sido ascendente”, sostiene para después marcar otra vez el mismo rumbo: “Tenemos que tratar de que siga así, incluso trata de dar un poco más, porque habrá momentos en los que la cosa se pondrá muy difícil y en ellos habrá que demostrar un nivel superior y ser más fuertes como equipo”.

Dani Macarro igualmente se queda con la buena fusión como equipo: “La verdad es que hemos ido de peor a mejor, in crescendo, empezamos con un grupo que no se conocía mucho, con nuevos jugadores, y hemos ido hacia arriba en una primera vuelta muy buena, con once de once, que nos merecemos, ya pensando en el inicio de la segunda vuelta contra Teruel”. Precisamente de los nuevos, el único extranjero de la plantilla, Ronald Fayola, se ha aclimatado ya del todo: “Creo que vamos en ascenso, que en cada partido vamos ya afrontando mejor nuestras metas, del 0 hacia arriba avisando de que vamos a llegar a 100% a la Copa del Rey y de que al final de la liga vamos a estar a tope”.

Para ello se podrá contar con la mejor versión del venezolano: “Hasta ahora ha sido un poco más de preparación, de cómo afrontar cada partido y cómo visualizar el momento, y a partir de ahora se va a ver un Fayola distinto en la segunda vuelta de la competición, más de acciones, porque he aprovechado para experimentar y en cada partido que pasa voy subiendo mi nivel, afrontando mi seriedad dentro de la cancha”. En pleno trabajo sigue y seguirá Víctor Viciana: “Estoy incluso antes de los plazos que había pensados desde el principio, porque la idea era llegar bien para la Copa del Rey, pero estoy ya entrando en juego, pillando el ritmo, y estoy muy contento por ello y por el hecho de que se confiara en mí en los dos últimos partidos, muy duros y en los que la cosa salió bastante bien”.

El colocador almeriense se suma a la autocrítica general: “Tenemos que seguir mejorando, por supuesto, porque seguimos cometiendo errores en los partidos, en los que creo que tenemos todo controlado y dejamos escapar algún set, así que tenemos que mejorar y hacer partidos completamente perfectos: en ello estamos”. Es la misma que se aplicó Borja Ruiz para rayar de nuevo alto: “Y me veo un poco como el equipo, empezando bastante por debajo del nivel en el que estoy ahora mismo, pero al final es eso, la pretemporada es dura, he ido mejorando, las cosas no salían del todo bien, el bloqueo, que es uno de mis fuertes, no lo hacía como yo quería, y ya sí, pero tenemos que seguir mejorando porque Manolo insiste mucho en la velocidad de los centrales que hay en este Unicaja”.

Borja Ruiz exige más: “Hay que atacar más alto, más rápido, más fuerte, podemos hacerlo y por eso el míster insiste y se está viendo reflejado en los partidos porque tratamos de alcanzar un nivel de juego alto y Borja Ruiz como jugador, igual, y que a la Copa del Rey se llegue en el mejor estado de forma posible”. En esa misma línea se declara Dani Macarro: “Al principio es difícil después de cuatro meses sin hacer nada casi pero cada vez me veo mejor físicamente, cada vez más fuerte y aprendiendo de jugadores que son más expertos, con trabajo poco a poco pese a que al final nunca estás satisfecho de lo que haces y siempre quieres más, y yo lo que quiero es mejorar aun más los números porque es bueno para el equipo”.

En esa posición Parres también aprieta de lo lindo: “Mi balance es positivo tras los primeros partidos saliendo en el sexteto inicial y ahora en los últimos partidos no estoy participando tanto, pero bueno, es positivo porque el trabajo que estoy haciendo es bueno y está ayudando al equipo a mantener el nivel durante el día a día, en los entrenamientos, pero hay que seguir así y es el entrenador el que decide quien sale de inicio, sabiendo que la temporada es muy larga y que hace falta que todos estemos al cien por cien y que todos aportemos nuestro granito de arena”. Chema Castellano abunda al respecto: “Yo sé que este año está mucho más complicado jugar hacerte un hueco en el sexteto, porque la competencia en el equipo es muy grande, pero estoy muy contento”.

El opuesto cartagenero se refiere a “todo lo que se hace en el equipo” así como “con el trabajo que estoy haciendo y los momentos que he ha ido dando Manolo los he ido aprovechando”, matiza, y añade que está “bien físicamente, creo que estoy mejorando desde que llegué y el objetivo es centrarnos ya en los partidos que se nos vienen encima de Copa del Rey y afrontar la segunda vuelta, que es muy dura, a tope; yo me siento muy bien para ello”. Rubén Lorente suma a todos esos argumentos en su valoración personal: “Yo también de menos a más, muy cómodo durante este tiempo, porque la adaptación con los nuevos ha sido muy buena, he tenido a Víctor echándome una mano siempre y la verdad es que muy bien, es cuestión de ir cogiendo confianza y cogiendo tiempos con los compañeros y seguir puliendo los defectos y fallos para que vayan siendo menos”.

En la Navidad se ha aprovechado para descansar y para estar con los seres más queridos, guste mucho o no tanto este periodo: “Me gusta que se junten la familia y los amigos a los que no veo casi nunca, que charlemos de cómo va la vida… son pocos días pero porque tenemos objetivos y estos siempre tienen que estar presentes, no podemos descuidarnos ni hincharnos de comer, regresar peor de lo que nos fuimos físicamente, no descentrarnos del objetivo y volver con la mente puesta en entrenar, entrenar y entrenar”. Son palabras de capitán por parte de Borja Ruiz, escuchadas por un Rubén Lorente que disfruta incluso de los días que no son tan señalados: “Días de descansar el cuerpo y despejar la mente, de estar con los tuyos, yo tengo la suerte de que estoy aquí e incluso los días que no son vacaciones son de ambiente navideño; se echa de menos a los compañeros, pero poco -risas- porque también tenemos que respirar los unos de los otros y a la vuelta estar con las pilas nuevas y a tope”.

Cerca por fin de los suyos está Víctor Viciana: “Me encanta la Navidad, pero no me gusta poner el árbol, aunque a mi novia sí, así que se pone -risas-; hacía muchos años que no he estado aquí y esta vez sí la disfrutaré con mi familia, que es como más gusta, aunque sean pocos días, porque a Manolo le gusta mucho entrenar, pero vamos, que lo pasamos bien, no cometemos excesos para llegar bien para lo que nos encontraremos en la segunda vuelta y para la Copa”. Chema Castellano ve “normal tener que entrenar los días de Navidad y no tanto parón, ya que afecta”, y pide “mejor estar preparados, arrancar con poca diferencia respecto a cuando se acabó la primera vuelta”. Además, está cerca de casa y “los días clave se pueden pasar con la familia”.

Dani Macarro también valora la parada en su justa medida: “Son cuatro días de descanso, un poco de desconexión, porque nos vemos todos los días, entrenamos todos los días juntos, y está bien desconectar y estar con la familia”. Eso es algo imposible para Ronald Fayola: “Es un poco duro porque estoy lejos de ella y llevo toda la vida juntos con ellos compartiendo a cena, pero ya he tenido un par de experiencias de alejarme y además tengo a mi novia aquí en España, y estaré muy tranquilo porque tengo que volver a tope la siguiente vuelta”. Por último, Parres distingue: “La Navidad es siempre marcada por pasar los días en familia, pero no me vuelve loco la otra parte de consumir; insisto en que es una época marcada de recordar a los seres queridos y de compartir tiempo con tu familia”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios