FÚTBOL | SEGUNDA B

El filial no regala nada en la Nueva Condomina (0-0)

  • Los rojiblancos, pese a estar descendidos y no jugarse nada, compiten al máximo y suman un meritorio punto ante un apático cuadro murcianista

Un jugador murcianista rodeado por canteranos de la UDA en la Nueva Condomina. Un jugador murcianista rodeado por canteranos de la UDA en la Nueva Condomina.

Un jugador murcianista rodeado por canteranos de la UDA en la Nueva Condomina. / @realmurciacfsad (Almería)

Trabajado y meritorio empate de la UD Almería B en el feudo del Real Murcia, donde los canteranos rojiblancos demostraron que, aunque ya están descendidos, no van a regalar absolutamente nada a los rivales que les quedan en esta recta final del campeonato liguero.

Con la mente puesta ya en la próxima temporada, tras consumar su descenso matemático a Tercera División una semana antes, el filial de la UDA llegó a la Nueva Condomina sin presión alguna, lo que le permitió jugar sin el nerviosismo que sí tuvo un cuadro local que se jugaba sellar la permanencia o mantener la incertidumbre una jornada más. Así, los locales mostraron el dominio del esférico sobre el terreno de juego, aunque sin crear ocasiones claras en el primer tramo de un duelo en el que los almerienses parecían encontrarse cómodos. De hecho, el equipo de Esteban Navarro dio un buen susto a los murcianistas al borde del descanso, en un robo de balón de Sergio junto al área local tras aprovechar un fallo garrafal de Hugo. No acertó tampoco el delantero rojiblanco ante Mackay y el choque se fue al descanso con el resultado inicial de cero a cero.

Tras la reanudación salió con más fuerza el Real Murcia, aunque un nuevo error defensivo a los pocos minutos de empezar la segunda parte casi le cuesta el 0-1 a los de casa, que en el 51’ cantaron casi el gol en un espectacular disparo con rosca de Chumbi, ex de la UD Almería, que pasó rozando el pico de la escuadra de la portería defendida por Jero Lario. Entró el partido en unos minutos de cierto asedio de los murcianistas al área almeriense, pero la falta de acierto y la gran labor defensiva foránea impidieron que el marcador se moviera por el momento.

Los de Navarro, pese a no jugarse ya nada, no estaban cediendo regalo alguno a su oponente, competían a un nivel alto, como si aún la permanencia fuese posible. El técnico de La Mojonera decidió dar la oportunidad a Manu, uno de los juveniles de la convocatoria al que hizo debutar en un escenario inolvidable como es el feudo del Real Murcia, donde pasado el ecuador de la segunda mitad se entró en un tramo de juego tedioso y gris por parte de ambos conjuntos, lo que empezó a impacientar a la grada local, al ver que los suyos, que eran los que se jugaban algo, se estaban mostrando tan apáticos. El Murcia podía pagar cara su actitud ante un filial que a la contra generaba muchos quebraderos de cabeza a su rival.

Chumbi, en el 80’, animó a la grada local con un disparo lejano que tuvo que parar en dos tiempo Jero, cancerbero que se convertiría en el protagonista de las últimas jugadas del partido al parar, con el rostro, un disparo a bocajarro de Víctor Curto que evitó que los almerienses se quedaran sin premio tras un encuentro en el que se dejaron la piel y en el que, incluso, pudieron llevarse los tres puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios