Saúl Quirós | Crítica

A la canción ligera

  • En su primer disco en solitario el cantaor madrileño Saúl Quirós cambia el flamenco por la música melódica

Saúl Quirós, segundo por la derecha, en su paso por el programa de televisión 'La Voz'. Saúl Quirós, segundo por la derecha, en su paso por el programa de televisión 'La Voz'.

Saúl Quirós, segundo por la derecha, en su paso por el programa de televisión 'La Voz'.

Saúl Quirós (Madrid, 1980) es hijo del cantaor Adolfo el Segoviano. Es un habitual de las compañías de baile de Madrid (Joaquín Ruiz, José Greco, El Güito, Merche Esmeralda, Cristóbal Reyes, Sara Baras …) y ahora se presenta con Fin de fiesta como solista. Aunque había colaborado discográficamente, siempre por estilos festeros, con compañeros como Jesús de Rosario o la Flamenco Jazz Company, este es su primer disco en solitario. Producido por Alfonso Pérez y Javier Limón, Fin de fiesta no es una obra flamenca al uso sino un álbum de temas nuevos, algunos compuestos por el propio Quirós. Es el caso de Agua en el desierto, fandangos de Huelva con estribillo. En realidad las letras que dice Quirós no son de su autoría sino de Almonaster la Real y de Marcos Jiménez de Alosno. Es el tema más flamenco del disco, donde encontramos la guitarra de Antonio Sánchez, el único tocaor flamenco que aparece en esta obra. Cambió mi vida es una lánguida balada flamenca al uso con estribillo, bajo, batería y guitarra eléctrica. En la misma línea trascurre el resto del disco: Lo bueno y lo malo, Se quedó esperando y El tiempo de Antonio Montoya Purri, la última a ritmo de tangos, Magerit de Marcos Vidal y Homenaje a Carmen Amaya y Fin de fiesta de Javier Limón, la primera a ritmo de zambra y que cuenta con la colaboración de Miguel Poveda. No en vano Alfonso Pérez, productor de la obra y el músico principal de la misma, lleva años trabajando con Alejandro Sanz, habiendo colaborado también con Niña Pastori, y ese es el tono que impera en esta obra. La versión que introduce Fin de fiesta es el bolero Te extraño de Armando Manzanero.

Portada del disco de Saúl Quirós. Portada del disco de Saúl Quirós.

Portada del disco de Saúl Quirós.

Es decir que Quirós cambia en este disco el flamenco clásico, que conoce muy bien, ya que se inició en el mismo con 5 años, de la mano de su padre, por la canción aflamencada que, acaso, le lleve a salir de los circuitos de lo jondo para acercarse a un público mayoritario. Esa es la intención, puesto que hablamos de músicos, productores y compositores curtidos en estas lides. El disco incluye la colaboración del percusionista Israel Suárez Piraña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios