Análisis

francisco andrés gallardo

Dolera

Si se es guardiana de la noble lucha feminista por culminar la visibilidad y normalización de las mujeres en esta sociedad de tantos rastros anacrónicos hay que serlo con todas las consecuencias. Incluso la de asumir la contratación de una compañera embarazada dispuesta a todas las soluciones para facilitar el trabajo de todos. No entiendo que para contar una historia actual haya que acudir a tanto "sexo explícito" como se justifica sobre la baja de Aina Clotet en Déjate llevar de Leticia Dolera. Las series de pago para acreditar su calidad y riesgo no deberían obsesionarse con romper todas las reglas de las series en abierto. A la producción de Movistar + le iría un poco mejor sin esa fijación.

La directora, para reclamar la liberación feminista, habla en esa ficción televisiva que está rodando sobre una mujer frustrada en su vertiente sexual, lo que obligaba a Aina Clotet a unos desnudos integrales que hubiera tenido difícil de disimular en su estado. Dicen. Dolera, ungida como reserva espiritual del feminismo, se creía impune, lo habitual, sin calcular que su posición combativa se le iba a volver en contra. Como ella habría hecho contra otros. Se lo ha buscado, dirá más de uno que le tendría ganas cuando a veces un pensamiento se convierte en una imposición de tintes supremacistas, tan habitual ahora.

Si Dolera condena las abundantes actitudes machistas que existen en la sociedad, que las hay, pero con una suficiencia que linda con una altanería excesiva, la cineasta y actriz tendría que apechugar. Al final ha actuado como tantos machistas. El guionista Manuel Burque habla aquí de imposibilidad en un sector donde precisamente con voluntad, con imaginación, con tacto, con inteligencia... todo es posible.

En este país vamos a ritmo de Nolotil: a cabreo y indignación cada ocho horas. Lo que ha generado Dolera es comprensible. A ver qué gesto es capaz de hacer Movistar +, porque en otra piel la autora de Morder la manzana y su entorno habrían sido implacables e intransigentes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios