DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

Valorar noticias

Quieren adornarse con títulos y grados, cuando para la política no hace falta más que honestidad y capacidad de trabajo

Son tantos los asuntos de actualidad, que el comentario sobre ellos tiene que ser necesariamente breve. El primero de estos es la decisión del tribunal regional alemán, que le enmienda la plana al Tribunal Supremo de España -nuestra máxima instancia judicial- y le basta con un par de días para no atender la decisión de aquél (cuando aquí el Alto Tribunal necesitó seis meses para formular su petición) y resolver que no hubo violencia constitutiva de rebelión en los 300 sucesos violentos acaecidos en Cataluña (cortes de carretera y sabotajes en los peajes), llevados a cabo por un grupo autotitulado Comités de Defensa de la República, y por ello no atienden la euroorden recibida para enviar a España al señor Puigdemont y lo pone en libertad. El segundo de los sucesos de actualidad son las presuntas irregularidades cometidas por la Universidad de Madrid Rey Juan Carlos y la señora Cifuentes, presidenta de la Comunidad, denunciada por un diario, por haber cursado un máster sin asistir a las clases ni examinarse y con denuncias de firmas falsificadas en las actas, por sus supuestos firmantes. El tercero y último suceso es el juicio de los ERE, que se desarrolla en la Audiencia de Sevilla, que aquí en Andalucía, por suficientemente conocido, no necesita de más aclaración y por el que se enjuician si 855 millones de euros tuvieron un destino irregular.

No parece que, objetivamente, el tema de la señora Cifuentes sea el de más trascendencia política, porque cuando Cifuentes obtuvo el título no era presidenta de la Comunidad ni ejercía cargo alguno. Pero estamos siguiendo -cuando conviene- los hábitos de la política anglosajona de que un político no puede mentir (excepto, digo yo, en las promesas electorales). No cabe duda que de un tiempo a esta parte los políticos quieren adornarse con títulos y grados, cuando para la política no hace falta más que honestidad y capacidad de trabajo. Pues bien, este tema es el más destacado en prensa, radio y televisión, aunque el juicio de los ERE (hay dos ex presidentes de la Junta de Andalucía sentados en el banquillo) y, sobre todo, la decisión alemana, por suponer una quiebra de los principios y del proyecto europeo, parecen más importantes.

La importancia de los temas a efectos de su difusión depende de muchos criterios, unos objetivos y otros subjetivos. Nadie tiene un peso fiable a estos efectos, pero nuestra sociedad es lo bastante madura para distinguir perfectamente lo realmente importante, de la simple anécdota, o de lo que es menos importante.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios