Paseo Marítimo

Sin brújula

Los retos que Almería debe afrontar se topan con la situación de pasmo de este gobierno municipal

Esperábamos que un año fuera más que suficiente para que el sustituto del alcalde del PP organizara su equipo de gobierno. Pero, mientras los grupos de la oposición y toda la sociedad le pedían que se centrara y resolviera los problemas de la ciudad, el actual alcalde se ha dedicado a buscar el rumbo, encadenando remodelaciones de su equipo de gobierno en sus más increíbles combinaciones y perdiendo por el camino políticas tan importantes como las de Igualdad, difuminadas en el retrato en sepia del Área de Familia.

Los retos que Almería debe afrontar se topan con la situación de pasmo de este gobierno municipal, el de las 3D -Descontrol, Desgobierno y Desinterés-, y por eso llegamos tarde para el AVE, para contar con un Plan Estratégico de ciudad, para la rehabilitación de la Estación, para la supresión del paso a nivel de El Puche, para la terminación del paseo marítimo, para la regeneración de las playas de El Toyo y La Cañada, para establecer mecanismos de participación y control de la gestión municipal y para incrementar las plantillas de Policía Local y Bomberos.

Cambiemos el lenguaje y, en lugar de contar socavones, hablemos de personas contratadas, pues vamos tarde para incorporar a todos los contratos municipales una cláusula social en la que se prime la contratación. Nos preocupa y mucho que el 37 por ciento de los almerienses esté subsistiendo con escasos recursos y que la capital sea uno de los diez municipios del país con mayor población en riesgo de pobreza. Esos más de 20.000 almerienses que se encuentran sin empleo han rebasado lo peor de la crisis sin observar ni un sólo gesto de aliento por parte de su Ayuntamiento en manos del PP.

Desde el PSOE hemos elevado al equipo de gobierno municipal 35 propuestas, mientras el alcalde sigue buscando la brújula en el kit de alcalde que le pasó su predecesor, con las que pretendemos sacar a los mandatarios populares del estado de pasmados en que se encuentran.

Que se establezca una prestación mínima básica de servicios municipales para todos los barrios es urgente, como revisar Almería XXI, el IAE o el IBI para ponerlos al servicio de la creación de empleo, la rehabilitación y el alquiler, y, cuanto antes, convocar una Cumbre Social apoyándose en el Consejo Social de la Ciudad para que deje de haber barrios que lleven por nombre desigualdad y por apellido desesperanza.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios