En la punta arriba

Dos por tres calles

L AS diferencias en los partidos políticos generalmente se suelen pagar en las urnas. Sin embargo, cuando los protagonistas están enfrascados en la batalla no se acuerdan de las urnas ni nada que se le parezca y así les va. Viene esto a cuento de como en Berlín aquellos políticos y miembros de las administraciones que han acompañado a las empresas de Almería se les ha visto juntos, aunque nunca revueltos. Y es que las primarias que al final auparon a Casado a la presidencia del PP siguen pasando su factura, y de qué manera. Sólo hacía falta ver grupos, corros y comentarios. Habrá más detalles.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios