Maternidad

Cesárea, episiotomía y parto respetado

  • La atención al parto entra en la agenda política

  • Se trata de poner a la madre y al bebé como protagonistas y no medicalizar si no es necesario

Propiciar el contacto directo desde el primer segundo es una prioridad en estos procesos. Propiciar el contacto directo desde el primer segundo es una prioridad en estos procesos.

Propiciar el contacto directo desde el primer segundo es una prioridad en estos procesos. / albiñana

Recientemente la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, anunciaba que se iba a reactivar la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que se puso en marcha en 2010, y que se ha visto paralizada durante los últimos años. Uno de los aspectos en los que se centrará la parte de salud reproductiva será en la defensa de lo que se conoce como "parto respetado", es decir, evitar la instrumentalización excesiva del parto, con altas tasas de cesáreas y episiotomías.

Según Silvia Mateos, ginecóloga del Hospital Universitario de Torrejón, se entiende por parto respetado "aquel parto donde se acompaña a la mujer y se tienen en cuenta sus deseos, preferencias e individualidad". Algunas de las iniciativas que recoge este hospital en su programa de parto respetado, es el programa piel con piel, que consiste en propiciar un contacto entre madre y recién nacido desde el nacimiento, siempre que la situación clínica lo permita. Asimismo, también se ofrecen distintos métodos analgésicos no farmacológicos para el alivio del dolor, como son las pelotas, los sacos de calor, música, relajación, y especialmente la posibilidad de realizar un parto en el agua. Pese a todo ello, uno de los caballos de batalla es la necesidad de reducir el número de episiotomías de rutina, por las estrictamente necesarias, ya que según la propia Organización Mundial de la Salud "si bien la episiotomía puede aumentar el riesgo de traumatismo perineal anterior, no provoca una reducción en la mayoría de las medidas de dolor y de traumatismo perineal o vaginal severos".

Es esencial evitar la instrumentalización y reducir las tasas de cesáreas y episotomías

De hecho, "la limitación del uso de la episiotomía a indicaciones estrictas tiene una serie de beneficios: menos traumatismo perineal posterior, menos necesidad de sutura y menos complicaciones". Pese a ello, según datos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia de 2006, la tasa de episiotomías en los partos eutócicos en España fue del 54,08% y en los partos instrumentales del 92,62%.

A este respecto, en 2008, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, publicaba la Estrategia de Atención al Parto Normal, que establecía que si bien "la atención al parto en el SNS se desarrolla con criterios de seguridad y calidad semejantes a los de los países de nuestro entorno, son los aspectos de calidez, participación y protagonismo de las mujeres en el proceso del parto, sobre los que hay un sentimiento generalizado de necesidad de mejora". Todo ello reconociendo que "la atención al parto normal se ha visto afectada por una medicalización creciente de lo que en el fondo no es más que un proceso fisiológico".

Desde entonces, según la matrona María Casilda Velasco Juez, miembro de 'Medicos Mundi' se trabaja en la creación de estrategias, documentos y formación para todos los profesionales que intervienen en el parto, "para poner a las mujeres como las protagonistas del proceso del embarazo y del parto", de forma que "cada vez hay más hospitales en los que sus profesionales están más implicados en desarrollar este tipo de parto".

Si bien esta es la situación general, en el caso concreto de Andalucía, al amparo de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva se puso en marcha el Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal en Andalucía (PHAPA). Gracias al mismo, según la matrona "podemos decir que Andalucía fue la comunidad autónoma donde más se trabajó en este aspecto de la atención al parto normal", aunque el proyecto quedó relegado durante los últimos años, al igual que lo hizo la Ley de Salud Reproductiva. De hecho, según datos del INE de 2015, Andalucía es una de las comunidades que supera el 26% de partos realizados por cesárea, mientras que en País Vasco esta cifra apenas llega al 16%.

Sin embargo, recientemente, según María Casilda Velasco Juez, el Ministerio, ha convocado a un grupo de expertos, ya que se quiere retomar y dar contenido de nuevo al Observatorio de Salud de las Mujeres y a la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva. Respecto a los retos pendientes, la experta concluía señalando que "es fundamental incluir estos temas en las formaciones de grado de los y las profesionales implicados. Además es clave introducir el enfoque de género, como recomienda la Ley de Salud Sexual y que aún sigue sin aplicarse en las formaciones de sanitarios".

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios