Vivir

Salida hoy a los balcones, vestidos de azul y con la luz de los móviles por las personas con autismo

  • La Asociación Altea propone celebrar el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo con esta iniciativa

Salida hoy a los balcones vestidos de azul y con la luz de los móviles por las personas con autismo. Salida hoy a los balcones vestidos de azul y con la luz de los móviles por las personas con autismo.

Salida hoy a los balcones vestidos de azul y con la luz de los móviles por las personas con autismo.

La Asamblea General de las Naciones Unidas instauró en 2007 el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, con el objetivo de poner de relieve la necesidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) y promover su inclusión social como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho.

La población almeriense se suma a esta celebración un año más, pero en un contexto diferente en esta ocasión.

La Asociación ALTEA se suma a este día de una manera diferente a la planteada otros años, en esta ocasión celebrando este día aportando apoyo a los que ahora mismo más lo necesitan, los familiares y socios han recaudado materiales de protección que se han repartido por los cuerpos de seguridad y de sanidad de la provincia, los verdaderos protagonistas y héroes en estas fechas.

Con el fin de crear conciencia social, ALTEA propone hoy que todo el mundo salga a sus balcones a las 21:00 a aplaudir vestidos de azul y con una linterna de los móviles encendidas para hacer mención a la presencia del autismo y por supuesto agradecer a las personas que están luchando en primera línea esta batalla.

Durante la crisis ocasionada por el COVID-19, las personas con autismo han tenido un apoyo institucional con la publicación del BOE en la Instrucción de 20 de marzo de 2020, del Ministerio de Sanidad, por la que se establecen instrucciones para las personas con TEA para salir a la calle con un acompañante, siempre y cuando se respeten las medidas necesarias para evitar el contagio por coronavirus.

Esto ha supuesto situaciones de llamadas de atención a las personas con autismo en la calle, y en consecuencia, se ha propuesto que los padres que salgan con sus hijos lleven un pañuelo azul en su brazo, o bien, un paraguas abierto. De esta manera, los vecinos podrán reconocer el motivo de la salida.

Y es que, el confinamiento en casa puede producir una respuesta emocional y conductual variable según las características de la familia y de la persona con TEA.

Las familias tienen que lidiar con una doble dificultad, ya que tienen que evitar el aumento de conductas repetitivas, disruptivas o de ansiedad, para ello lo que mejor funciona es distraer y ocupar a la persona con TEA para poder pasar las horas de la mejor forma posible y evitar la descompensación de su conducta.

Para ello, es muy importante seguir una misma rutina y horario, las actividades deben ser variadas, hacer ejercicio, ser flexibles, permitir conductas de regulación emocional y, en la medida de lo posible, mantener el horario habitual respetando el sueño y la alimentación.

Es por ello, que desde ALTEA se pide una total comprensión, puesto que estas salidas son por necesidad y no por placer, además de que siempre se realizan respetando las medidas necesarias para evitar el contagio.

En este 2020 toca celebrar el día mundial del autismo desde casa, pero con las mismas ilusiones que otros años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios