Ganadería en Almería Cordero segureño, sabor y salud con ADN almeriense

  • Un estudio desmonta los falsos mitos sobre este tipo de carne y arroja las importantes ventajas nutricionales que aporta para el ser humano

En Almería, el cordero segureño se produce en Los Vélez, el Almanzora y Filabres-Alhamilla. En Almería, el cordero segureño se produce en Los Vélez, el Almanzora y Filabres-Alhamilla.

En Almería, el cordero segureño se produce en Los Vélez, el Almanzora y Filabres-Alhamilla.

Tradicionalmente el consumo de carne se asociaba a dietas de alto contenido en grasa y tendía a suprimirse de la alimentación cotidiana en dietas hipocalóricas. Esta creencia ha llegado desvirtuada al consumidor, que en ocasiones ha situado el consumo de estas carnes incompatible con una dieta equilibrada y sana.

Lo que hoy en día promueve la evidencia científica y respaldan médicos, nutricionistas y dietistas es una dieta que contenga todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Tanto es así que hoy en día la evidencia ya no promueve el incremento del consumo de determinados alimentos en detrimento de otros sino que prime la calidad nutricional en las elecciones de consumo.

Sin embargo, todavía es frecuente encontrar quien cree que suprimiendo ciertos alimentos de su dieta (como la carne) tendrá más salud, cuando realmente el riesgo está en carecer de los nutrientes esenciales. Hasta hoy, las carnes de lechal, cordero y cabrito españolas no contaban con un estudio nutricional propio y médicos y profesionales de la nutrición recurrían a tablas nutricionales elaboradas en otros países para tener referencias sobre el valor nutricional de estas carnes.

A partir de la entrada en vigor de los Reglamentos 1924/2006 y sus modificaciones, y el Reglamento 432/2012, se pueden estudiar las declaraciones nutricionales y saludables de un alimento y solicitar que éstas aparezcan en su etiquetado.

En 2018, gracias a la extensión de norma a partir de los fondos del propio sector, Interovic, encargó un estudio nutricional al centro de investigación extremeño Cicytex-Sipa y el aragonés IA para obtener datos actualizados del valor nutricional de estas carnes nacionales.

El objetivo de este proyecto ha sido realizar un estudio sobre la composición nutricional de la carne de lechal, cordero y cabrito para actualizar las distintas tablas nutricionales, pues detectaron que las que se utilizaban actualmente en España estaban elaboradas a partir de animales procedentes de países anglosajones principalmente, más grandes y con mayores niveles de grasa, y por eso era proscrita de algunas dietas.

Para llevar a cabo este estudio, seleccionaron las cuatro razas autóctonas de ovino y caprino más representativas de nuestro país: cabrito lechal: Murciano-Granadina; cordero lechal: Castellana y Churra; cordero ligero: Manchega, Merina, Rasa Aragonesa y Segureña y se analizaron distintas piezas consumidas habitualmente por los españoles. Como resultado, se obtuvo una importante mejora en los niveles de colesterol, Ácidos grasos y Vitaminas.

El estudio concluye que el consumo de carne de lechal, cordero y cabrito español es una opción saludable que aporta ventajas nutricionales para el ser humano: las proteínas, contribuyen al aumento y conservación de los músculos, necesarias para el desarrollo de los huesos en los niños; la niacina (B3), ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga; la vitamina B6, contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario; la vitamina B12 contribuye a la formación normal de glóbulos rojos; el potasio al funcionamiento normal del sistema nervioso; y el fósforo al mantenimiento normal de los huesos y los dientes.

Estos valores unidos a la beneficios medioambientales, sociales, económicos del sector del ovino/caprino y la versatilidad en la cocina de estas carnes facilitada por los nuevos cortes y por una vasta tradición gastronómica, hacen de ellas una opción rica y saludable como nunca. Y perfecta para una dieta sana y equilibrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios