el rincón de la historia

Juan LluchMilitares españoles fusilados en Almería el 24 de agosto de 1824

  • Avances. Desde Gibraltar se ayudaba a los expedicionarios contra costas españolas. Se estaba preparando una expedición contra costas de Huelva y recibían 300 raciones diarias

Juan LluchMilitares españoles fusilados en Almería el 24 de agosto de 1824 Juan LluchMilitares españoles fusilados en Almería el 24 de agosto de 1824

Juan LluchMilitares españoles fusilados en Almería el 24 de agosto de 1824

De los 22 liberales que desgraciadamente sufrieron fusilamiento el 24 de Agosto de 1824, 17 de ellos eran militares españoles, o confesaron serlo, según las actas de enterramiento del Sagrario de Almería, desaparecidas, mas de ellas existen copias en el Archivo Municipal de Almería.

Estos fueron Juan Luc, Antonio Guerrero Gallardo, Bernardino Bustamante, José Rojas, Luis Rute, Ramón Manzano, Francisco Paul, Carlos Hoyos y Miel, Ángel Garay, José López, Francisco González, Juan González, Nicolás González, Evaristo Fernández, Miguel Giménez, Jorge Navarrete. Tomás Pérez Valverde, posteriormente se conoce que era marinero, aunque según Gil Nogales, fuese Subteniente de Infantería.

Rivas informaba que se preparaba una expedición que partiría hacia Almería y Alicante

Otros fusilados en aquel 24 de agosto de 1824 fueron Tomás Rey, militar, dice ser de Irlanda. Carlos Manssof, era el General napoleónico Montarlot. Guillermo Gusty primeramente se toma como irlandés, posteriormente se considera inglés, joven militar.

Benigno Morales, editor del periódico El Zurriago. José Gandía, era de Albox, refugiado en Gibraltar.

Los fusilados de la expedición contra Almería, sufrieron el rigor de las leyes vigentes, el Ministro de Gracia y Justicia Francisco Tadeo Calomarde el 14 de Agosto de 1824 estableció rigurosos castigos contra aquellos que participasen con armas en levantamientos contra el Rey Fernando VII. El tribunal realista en Almería aplicó las consiguientes penas de muerte, fueron fusilados de rodillas y por la espalda.

Aunque Tomás Rey dice ser irlandés, encuentro su hoja de servicios en el Archivo General Militar de Segovia, legajo R-663, se dice que es de Cacavelos (Carcavelos), una localidad cercana a Lisboa, en Portugal; en su expediente dicen tener 21 años… aunque en sus declaraciones antes de encontrar la muerte manifiesta ser zapatero en Dublín, se considera que fue Sargento del ejército.

Juan Lluch. Encuentro en el A.G. Militar de Segovia, la hoja de servicio de éste, legajo LL 287. Nace hacia 1786. Ingresa como capellán del ejército el 14-1-1809. Fue hecho prisionero durante la Guerra del Independencia en Valencia, conducido con su batallón a Francia, puede fugarse en su segundo intento en Enero de 1814, tuvo que estar en Suecia, Alemania, Holanda e Inglaterra, cuando regresa a España obtiene la medalla de sufrimientos por la patria, conseguida por desertar de los departamentos franceses.

Posteriormente hace carrera militar en el Trienio Revolucionario, siendo ayudante de Campo del General Riego. Como Teniente Coronel se encuentra en Almería y según Iglesias dirigía un círculo revolucionario. Lluch recibe a los expedicionarios con unos 40 hombres a su mando, éstos procedían de la Sierra de Gádor -según el militar Antonio Santos fue Juan de la Cuadra, antiguo Jefe político de Guadalajara, que le acompañó en su viaje de huida por mar desde Almería a Gibraltar , él que le comentó que en tierra de las Minas de Gádor se encontraban ocultos unos 200 liberales, entre oficiales, sargentos y particulares que huían de los absolutistas (en las declaraciones de Santos en A.M. Justicia, legajo 7972)-, cuando los Coloraos pisan tierra almeriense en la desembocadura el Río Andarax, las fuerzas que se les unen eran menores de las esperadas por los mandos venidos de Gibraltar. Juan Lluch fue herido en una pierna en los sucesos ante las murallas de Almería el día 16 de Agosto, Iglesias le prestó su caballo para que huyese, pero fue capturado por los realistas, fue hecho prisionero y juzgado, sería fusilado el 24 de Agosto de 1824. Antes de morir hizo declaraciones ante el deán Mariano López Patán, en ellas manifiesta haber permanecido a la masonería, adjurando de sus errores y deseando encontrar la muerte dentro de la Iglesia católica, de la que nunca se apartó, consideraba que el Gobierno del Rey debía tener cuidado con la Plaza de Gibraltar, ya que en ella se conspiraba contra el Rey con todos los medios, que además de la expedición contra Almería, había salido con mayor fuerza una expedición contra Tarifa, en la que iban varios diputados, uno de ellos Romero Alpuente. Disponían los liberales realizar otras tres expediciones, contra Galicia, Valencia y de mayor importancia contra Cataluña. El gobierno inglés favorecía estas empresas, aunque no públicamente. Manifestaba que los planes de los venidos de Gibraltar eran sanguinarios y personalmente le repugnaban, se había visto obligado a seguirles (sus declaraciones se encuentran en A.M. Justicia legajo 7973) -. Nunca mencionaba su pasado de sacerdote castrense, su edad sería de 38 años, tampoco manifiesta nada sobre su estado, o si tenía hijos -. La copia de la carta con la declaración de Juan LLuch (Lucg, según el documento analizado), que realizó en el cuartel de la Misericordia de Almería el 24 de Agosto de 1824 en presencia del Deán y Canónigo Mariano López, dando fe de la misma el Gobernador de Almería Pírez y el escribano público Domingo Antonio Navarro, de esta declaración fue enviada una copia, por el Ministerio de Guerra español, al Gobernador inglés en Gibraltar el 28 de octubre de 1824, con el encargo de vigilar con mayor atención a los revolucionarios instalados en Gibraltar (según Archivo H. Nacional, Estado, legajo 5625).

Desde luego desde Gibraltar se ayudaba a los expedicionarios contra costas españolas. Se estaba preparando una expedición contra costas de Huelva y recibían 300 raciones diarias, en agosto 1824 de pan vino y carne, no se ejecutó tal rompimiento por divisiones entre los dirigentes revolucionarios tras los fracasos en Tarifa y Almería. Rivas informaba el 7-8-1824 que se preparaba una expedición en Gibraltar con 300 hombres y dos Comandantes que partiría hacia Almería y Alicante, para después tomar Valencia. Desde Palacio en Madrid protestó el Ministro Luis de Salazar al Embajador de Londres en Madrid, contestando el Embajador inglés Willian Court, que según le informaba Lord Chathman, Gobernador de Gibraltar, que solamente habían salido de Gibraltar 42 expedicionarios, la mayoría de Tánger, en la expedición de Tarifa con Valdés. Anunciaba igualmente Rivas, cónsul de España en Gibraltar, que se preparaban expediciones revolucionarias contra Cataluña, donde tenían los revolucionarios 30.000 partidarios, contra Valencia, tenían allí los liberales 16.000 partidarios, en Murcia contaban con 7.000 partidarios revolucionarios, serían a principios 1825. Rivas en fechas 9 y 10 de septiembre de 1824, informaba a Palacio y al Gobernador de Málaga, que en Gibraltar se preparaba una expedición rebelde contra Málaga, posiblemente desembarcasen en Torremolinos; para ello reclutan gentes, pagan una onza por enganche y medio duro diario -de igual manera meses antes podrían haber reclutado los Coloraos-; el Jefe de la Expedición sería López Baños. Contarían con apoyo de malagueños y harían prisioneros al clero, para pedir rescate (A.H.N. Estado legajo 5625). No estaba desencaminado Lluch.

Miguel López Baños. Ministro de Hacienda liberal en Gibraltar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios