Pleno de los presupuestos del Ayuntamiento de Almería 2019

‘Cazorlazo’ al presupuesto

  • Ciudadanos rompe con el Partido Popular en el Ayuntamiento de Almería. El alcalde logra sacar adelante las cuentas de 2019 con el único respaldo de la concejala no adscrita

Miguel Cazorla, durante el Pleno de los Presupuestos Miguel Cazorla, durante el Pleno de los Presupuestos

Miguel Cazorla, durante el Pleno de los Presupuestos / Javier Alonso (Almería)

Comentarios 0

Ciudadanos ha roto con el Partido Popular en el Ayuntamiento de Almería tras más de tres años de respaldo. El divorcio lo ha representado Miguel Cazorla en la aprobación del último presupuesto de esta legislatura de Ramón Fernández-Pacheco, cambiando de postura y votando en contra de las cuentas confeccionadas para la ciudad de 2019.

Hasta última hora de la noche, la concejal responsable del área de Economía y Hacienda, María Vázquez, estuvo negociando con el portavoz de Ciudadanos todos los “poyaque” a los que hizo referencia en el Pleno de ayer la representante del equipo de gobierno del PP, que ha podido sacar adelante el presupuesto consolidado de casi 196 millones de euros con el único respaldo al PP de Mabel Hernández, concejal no adscrita y hasta hace poco miembro del grupo municipal naranja.

El alcalde mira al techo en un momento del Pleno El alcalde mira al techo en un momento del Pleno

El alcalde mira al techo en un momento del Pleno / Javier Alonso (Almería)

Precisamente era Vázquez quien la semana pasada desglosaba el presupuesto a los medios de comunicación ante un hipotético cierre de acuerdo con Cs que, al final, ha estallado. Porque, según Cazorla, “la paciencia tiene un límite”. Es una de las variopintas frases lapidarias empleadas por el portavoz durante un tenso debate plenario para justificar el voto en contra de su grupo. Lo basa, principalmente, en que el 43% de las exigencias naranjas de estos últimos años no ha llegado a cumplirse por parte del equipo de gobierno. O están en ejecución, el 21%, o directamente se han desvanecido, el 22%.

“Y lo que se firma está para cumplirse”, otra de las reprimendas del portavoz al alcalde, culpando a determinados concejales del equipo de gobierno de “poner trabas” y de “no remar en la misma dirección” con un “ritmo cansino, arrastrando los pies” para no ejecutar las acciones pactadas pese a la existencia de superávit. “Me consta –añadió– que el alcalde lo ha intentado, pero esto es como el alumno que llora al final de suspender un examen y dice que ha estudiado mucho”. Le reprocha también al regidor no haber esperado una semana más para elevar el presupuesto a Pleno, entendiendo que “el problema –dijo Cazorla– no es mío”.

Pero a Fernández-Pacheco no le hacía falta esperar más. Ha contado con el voto a favor de Hernández. El que sólo le era necesario para aprobar las cuentas municipales. “Estoy de acuerdo con usted”, intervino el alcalde dirigiéndose a Cazorla, “no es problema suyo –continuó el regidor-. Sabemos de quién y quizás, los que están ahí adelante –público y prensa- lo lleguen a saber”.

Aunque el regidor se limitó en su intervención plenaria a abrir esta puerta, el concejal de Seguridad Ciudadana, Manolo Guzmán, la traspasó en el punto siguiente del orden del día. El edil del PP no se reprimió, desde luego, a la hora de dirigirse a Cazorla: “Se ha convertido en una persona de poco fiar. No ha sido leal a su propia palabra. Va a terminar el mandato como empezó. En contra del PP. En contra de la ciudad por aliarse con el PSOE. Va a terminar el mandato volviendo a hacer el mayor de los ridículos. Su partido lo demuestra, igual que hizo en 2015. Arrastra a la ciudad a lo peor de la política, al lodazal de la mentira, donde nunca nos va a encontrar”. Palabras a las que Cazorla prefirió hacer oídos sordos, insistiendo en la pérdida de “credibilidad” del equipo de gobierno ante los incumplimientos de los compromisos presupuestarios de los anteriores ejercicios.

Adriana Valverde, portavoz municipal del PSOE Adriana Valverde, portavoz municipal del PSOE

Adriana Valverde, portavoz municipal del PSOE / Javier Alonso (Almería)

La portavoz socialista, Adriana Valverde, se confesó, durante el debate de los presupuestos, “impactada” con Cazorla, a quien censura “haber puesto en evidencia que la política de apoyo al PP ha sido un fracaso, habiendo tardado en darse cuenta de la nula credibilidad del equipo de gobierno”. También ha tenido Valverde palabras para el alcalde, sobre de quien ha manifestado que “parece el niño del pesebre, que siempre sonríe, pero no se entera mucho de lo que pasa alrededor”.

Los dardos, cruzados, en el Plenario fueron a las dianas de las sensibilidades de cada uno de los grupos políticos hasta el punto de que el posicionamiento de Cs recibió incluso las felicitaciones de Izquierda Unida, cuyo portavoz ha dado a Cazorla la “bienvenida a la oposición por fin”, si bien “con cierto tufillo electoral”. Las enhorabuenas las extendió al propio equipo de gobierno por “quitarse el peso” de Cs en la toma de decisiones gracias a la aparición en escena de la concejal no adscrita, redibujando el equilibrio de las fuerzas políticas en el Ayuntamiento de la capital.

María Vázquez y Manolo Guzmán intercambian impresiones en el debate María Vázquez y Manolo Guzmán intercambian impresiones en el debate

María Vázquez y Manolo Guzmán intercambian impresiones en el debate / Javier Alonso (Almería)

Vázquez recogió cada uno de los guantes en defensa tanto de los presupuestos, como del propio equipo de gobierno. “¿Ahora Almería no es importante?”, le interpeló al portavoz de Cs la concejal de Economía, quien le ha espetado que el presupuesto de una ciudad no se puede posponer “por los intereses electorales de un partido”, ya que “el objetivo pasa porque las cuentas estén operativas” a partir de enero. Y tras las referencias de Cs a los asuntos negociados con el equipo de gobierno y la inclusión de medidas concretas en los presupuestos de 2019, Vázquez le ha señalado que, con su voto en contra, dichas actuaciones “ya no son sus medidas ni son naranjas”, sino que “son de este equipo de gobierno y vamos a ejecutarlas”. “La pérdida de confianza a partir de ahora es mutua”, apostilló la edil del PP, mientras agradecía a la concejal no adscrita su apoyo a los presupuestos, que incluyen medidas de “Mabel Hernández” dirigidas al empleo –sin concretar ayer– y a la protección animal. En este caso, a la aprobación de la ordenanza con la legalización de las cuidadoras de las colonias de gatos mediante el sistema CER (captura, esterilización y retorno), con compromiso explícito del alcalde. Los presupuestos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios