Almería

Reseña psiquiátrico-forense a propósito del crimen de Gabriel

  • La doctora, con consulta Psiquiatría Infanto-Juvenil y del Adulto en la calle Murcia, realiza una revisión de pautas de comportamiento sobre el caso

Reseña psiquiátrico-forense a propósito del crimen de Gabriel Reseña psiquiátrico-forense a propósito del crimen de Gabriel

Reseña psiquiátrico-forense a propósito del crimen de Gabriel / Rafael González

LA gran repercusión mediática del conocido como Caso Gabriel, ha vuelto a poner en primera línea de discusión uno de los Trastornos de Personalidad históricamente más estudiados en Salud Mental: Trastorno Antisocial o Disocial de la Personalidad, que supuestamente caracterizaría la conducta de Ana Julia Quezada. Las características clínicas de este tipo de problema de personalidad se han reformulado muchas veces, ya que la idea de carácter anti social ha servido a lo largo de la historia para designar una amplia gama de comportamientos.

Desde la discutida definición como “locura moral” para señalar la conducta inmoral sin pérdida de capacidad de razonamiento, hasta los intentos posteriores de diferenciar de manera sutil la personalidad psicopática, la criminalidad y la desviación social. El Trastorno Disocial de la Personalidad se caracteriza fundamentalmente por una conducta explotadora, irresponsable y carecer de sentimientos de culpa. Este tipo de individuos, como parece en el caso de Ana Julia Quezada, tienen tendencia a trasgredir las normas y leyes, y son incapaces de mantener relaciones estables.

Una de las principales características de dicho trastorno es su comportamiento impulsivo, manifestado fundamentalmente a través de su baja tolerancia a la frustración. Por ello se tiende a actuar sin valorar las consecuencias de las acciones y no pueden posponer la obtención inmediata de la satisfacción buscada.Otra típica característica del disocial es su comportamiento interpersonal irresponsable, por lo que tienden a fracasar y o negar sus obligaciones personales, laborales, etc. Su estilo cognitivo desviado se caracteriza por un déficit notable en la capacidad de introspección. No está alterada su capacidad de juicio, sino sus criterios éticos, ya que no son capaces de ponerse en el lugar de los demás. Nunca confían en que los demás actúan de forma sincera y desinteresada.

Como mecanismo defensivo psicológico característico utilizan la proyección, siempre dispuestos a interpretar los comportamientos casuales como si fuesen ataques a su persona. No necesitan racionalizar sus explosiones de ira, estas las ven justificadas frente a la supuesta malevolencia de los demás. El déficit en la capacidad de compasión, consideración social y remordimiento, les conduce con frecuencia a una alta predisposición hacia conductas de alto riesgo.

La doctora Giorgina Guerrero Becerra La doctora Giorgina Guerrero Becerra

La doctora Giorgina Guerrero Becerra

Todas estas características pueden analizarse, aunque sea de esta forma tan somera en la evaluación psiquiátrico forense del caso de Ana Julia: reúne prácticamente todos los rasgos reseñados brevemente sobre la Personalidad Disocial. Añadido a la actual situación de evidente comportamiento totalmente alejado de la normalidad en las interrelaciones humanapareja-hijos referido al enjuiciado actualmente Caso Gabriel, si se estudia su amplia psicobiagrofía de alta complejidad relacional, moral, legal, se pueden encontrar episodios tan críticos como la muerte de su propia hija menor por supuesta precipitación accidental, que hacen pensar en una persona que ya traspaso los límites de una probablemente no elaborada conciencia moral que se fracturó en los inicios de su desarrollo vital.

Bibliografía: -Manual estadístico de Trastorno Sociales, DSM IV, Asociación Americana de Psiquiatría 2013.-Decima Clasificación internacional de enfermedades de la OMS: Capitulo de Trastornos Mentales y del Comportamiento. OMS 1992.-Tratado de Psiquiatría: J.V. Ruiz Lova, Leal, 2005.-Múltiples artículos en prensa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios