Deportes

La dulce resaca copera

  • El subidón de moral tras eliminar al Málaga debe hacerse hoy notar frente al rival más en forma

  • El triunfo del Nástic hacer bajar a los rojiblancos hasta la penúltima posición liguera

Varios aficionados del Zaragoza, de vacaciones en Almería, recibieron al equipo maño en el Hotel Elba. Varios aficionados del Zaragoza, de vacaciones en Almería, recibieron al equipo maño en el Hotel Elba.

Varios aficionados del Zaragoza, de vacaciones en Almería, recibieron al equipo maño en el Hotel Elba. / realzaragoza

Normalmente, las semanas en las que hay partidos coperos suelen afectar para mal por el cansancio acumulado del viaje y del partido. Sin embargo, la resaca rojiblanca no le ha provocado dolores de cabeza, sino todo lo contrario. La victoria en La Rosaleda ante el líder de Segunda [con la misma cantidad de suplentes que los de Fran Fernández] debe servirle al conjunto almeriense para quitarse los complejos de este comienzo liguero, en el que están notando demasiado la falta de confianza.

En Málaga se vio a un equipo alegre en lo ofensivo, potente arriba y con las ideas claras. Lo que Fran Fernández quiere, pero que todavía no ha logrado para la Liga. Por ello, no es descartable que haya algún cambio en el once titular, como pueden ser las presencias de Chema o Sekou, de lo mejor en la remontada del pasado martes. Es cierto que los almerienses no tenían presión, pues la Copa no interesa, y ahora les llega la obligación de mostrar esa cara competitiva en el torneo regular para mejorar el punto de doce posibles que acumulan.

El partido, por contra, no va a ser nada sencillo. No va a tener enfrente el Almería un conjunto de su liga. El Real Zaragoza, posiblemente el conjunto que mejor esta jugando en estas cuatro jornadas iniciales, llega al Mediterráneo después de varios resultados buenos y sorprendentes, gracias al acierto goleador que están demostrando sus puntas. Todo lo contrario de lo que les sucede a los de Fran Fernández.

La prueba es de fuego para los rojiblancos. No sólo van a tener que mejorar en el aspecto ofensivo, sino que atrás necesitan ganar en seguridad y ser más regulares que hasta el momento. En todos los partidos hasta el momento, los almerienses han tenido minutos con graves despistes que le han costado puntos. Esta tarde no se puede repetir eso, el Zaragoza huele sangre y se lanza.

Hace una temporada, Fran cogía al equipo precisamente ante los maños y les hacía levantar el vuelo después de una mala racha con Ramis. Poco tiene que ver esta situación con aquella, pues ahora el míster tiene que demostrar que es capaz de que su equipo mejore sin el vigor que siempre da un cambio en el banquillo. El almeriense ve buena actitud en el grupo y una mejoría en el juego. Ahora toca plasmarlo sobre el césped del Estadio de los Juegos Mediterráneos para que caigan los tres primeros puntos de la temporada. Tanto por los jugadores y la afición, necesitados de un golpe anímico, como por la propia situación clasificatoria, ya que es un quebradero de cabeza verse a estas alturas en descenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios