José María Rossell, vicepresidente y CEO de Senator “Trabajamos de cara al verano en abrir todos los hoteles y rescatar a nuestro personal”

  • La cadena hotelera solo tiene abierto el Senator Marbella, así como, de manera parcial y uno de manera puntual, sus dos establecimientos en República Dominicana

José María Rossell, vicepresidente y CEO de Senator Hotels & Resorts

José María Rossell, vicepresidente y CEO de Senator Hotels & Resorts / Diario de Almería

Ha sido un año difícil. En noviembre, de la quincena de hoteles que poseéis en Andalucía, había dos abiertos. ¿Cuál es la situación actual, también fuera de de la comunidad andaluza?

Actualmente solo tenemos un hotel abierto que es el Senator Marbella, y llevamos así desde el principios del mes de diciembre. Aparte de los hoteles, en Almería, el parque Oasys Minihollywood ha estado abriendo y cerrando en función de los cierres perimetrales que ha ido marcando la Junta de Andalucía según la incidencia del virus y, en estos momentos se abre al público los fines de semana, tras reabrir el último de febrero. De los dos establecimientos que tenemos en República Dominicana, Playabachata lleva unos meses funcionando, pero sólo al 50% de su capacidad y, hace dos semanas, reabrimos Senator Puerto Plata, pero no al público en general, sino por una operación con el mercado polaco muy específica; ellos estaban llegando a través de un vuelo a Puerto Plata y han aumentado a dos vuelos, por lo que nos pidieron reabrir el Senator para disponer de un hotel superior, en este sentido hemos habilitado una serie de habitaciones y servicios sólo para ello.

Hace unos días su padre recibía la Bandera de Andalucía por su trayectoria empresarial, pero además se destacaba de vuestra compañía la acción social y gestos de solidaridad, sobre todo, durante la pandemia. Así, Senator ha donado productos, cedió el hotel de El Toyo para acoger a 70 familias inmigrantes y el Diverhotel Odyssey Aguadulce como centro de gestión para el aislamiento y tratamiento de los casos positivos de COVID-19 en personas inmigrantes llegadas a nuestras costas, ¿cómo habéis gestionando esto en un momento también negativo para la empresa?

Cuando se decretó el confinamiento, los hoteles tuvieron que cerrar de un día para otro, además de cara a Semana Santa, por lo que nos pilló con mucho producto que no sabíamos qué hacer con él porque desconocíamos cuándo íbamos a reabrir. Así, en un primer momento, se decidió donar todo ese alimento perecedero, a medida que iban cerrando los hoteles, a organizaciones que lo pudieran necesitar, como Banco de Alimentos o asociaciones en cada una de las zonas. Luego surgió la oportunidad de ceder el Cabo de Gata a Cruz Roja, pues era una necesidad que tenía la organización en ese momento y nosotros, como era un hotel que iba a estar cerrado, decidimos, cómo no, como mínimo contribuir y ayudar dentro de nuestras posibilidades. Pasado ese primer cierre y el verano, lamentablemente, han seguido necesitando otro punto de atención a los inmigrantes y hemos decidido seguir ayudando. Creemos que todos, en la medida en que se pueda, debemos colaborar y más en una situación así, y nosotros podemos hacerlo cediendo hoteles que, además, desgraciadamente, no pueden abrir.

¿Pero actualmente tenéis alguno cedido?

Sí, el Diverhotel Odyssey Aguadulce sigue cedido.

Respecto al Senator Marbella, que actualmente es el único de la cadena que está abierto, sus habitaciones fueron también habilitadas para personas que quisieran utilizarlas como centro de trabajo, ¿ha tenido demanda esta alternativa?

Lo que se hizo fue un más a más, es decir, dar otra posibilidad. Así se habilitaron algunas habitaciones para personas que tuvieran que teletrabajar, pero siempre ha seguido funcionando como hotel. Es cierto que tuvo mucha repercusión pero, en nuestro caso, no ha sido algo que haya cuajado, ha habido algunas estancias que se han utilizado para ello pero de forma esporádica.

En cuanto al personal que trabaja en la compañía, ¿cuál es vuestra plantilla?

En un ejercicio normal, tenemos una media anual de en torno a 1.500 empleados, si bien en los momentos punta de verano superamos los 3.500.

Entiendo que de los 1.500, la mayoría estará en ERTE (expediente de regulación temporal de empleo), ¿no es así?

Actualmente más del 90% está en ERTE, salvo personal del Senator Marbella, y no toda la plantilla pues a pesar de estar abierto su ocupación no llega al 20% en ninguno de los meses, y algunos trabajadores de los servicios centrales, que están bajo mínimos de personal en estos momentos.

Ahora la situación sobre el empleo es incierta mientras los establecimientos no puedan volver a retomar la actividad…

Nuestra prioridad es recuperar a todos los empleados cuanto antes se pueda, por ello, a diario, analizamos las posibilidades, viendo cómo, cuándo y qué podemos reabrir. Un ejemplo es el Oasys MiniHollywood, que lo hemos cerrado estrictamente por el cierre perimetral de Tabernas, en cuanto se ha eliminado hemos vuelto a abrir para sacar a los trabajadores del ERTE y la gente trabaje. En cuanto a los hoteles, lamentablemente en Semana Santa va a ser complicado con las decisiones sobre el cierre perimetral de las comunidades autónomas, pero sí tengo la esperanza de poder abrir algo. No va a ser una Semana Santa normal, esa que suponía el pistoletazo de salida para los hoteles vacacionales. Trabajamos de cara a que en mayo o junio podamos abrir y sí que deseamos y estamos haciendo el esfuerzo para hacerlo en todos los hoteles que tenemos y no suceda como el año pasado, cuando hubo establecimientos que ni abrieron en todo el año.

En otras ocasiones hemos hablado de los costes que tiene un establecimiento vacacional cerrado (que pueden llegar a los 80.000 euros mensuales), pero en el caso del parque temático también los tiene, además de los laborales, puesto a los animales de la reserva zoológica hay que seguir alimentándolos y cuidándolos…

Un hotel tiene unos costes fijos muy elevados y luego, además, hay una parte, que no se tiene en cuenta, que es que un hotel cerrado se deteriora mucho más que cuando está abierto y en funcionamiento. Cuando empezamos a abrir hoteles es cuando vienen los problemas, por ejemplo, la máquina que ha estado parada tanto tiempo y ya no funciona, así que ya no es solo el gasto fijo mensual, que lo tiene, sino también un gasto del deterioro del activo muy importante. En el parque Oasys pasa algo similar. Oasys tiene dos vertientes: la del poblado, la zona más lúdica con la restauración y demás, y la parte de la reserva en que los animales necesitan cuidados o comida, etc. En esta línea, durante el confinamiento hubo gente que tuvo que seguir trabajando para seguir atendiendo a los animales.

Este tiempo lo habéis aprovechado también para llevar a cabo reformas como en el establecimiento de Mojácar e incluso estáis inmersos en obras para nuevas aperturas como la de Senator Gandía Spa, ¿veremos estos hoteles abiertos en verano?

Nosotros estamos trabajando para abrir todos los hoteles y no quede ninguno cerrado. Lamentablemente no es algo que determinaremos , sino que lo determinará la evolución de la pandemia y las restricciones. Yo sólo veo una solución y es la vacunación masiva que, a día de hoy, desgraciadamente, no va al ritmo que creemos que debería ir para llevar el verano lo mejor posible. Y, lamentablemente, no va en España pero tampoco va en otros países de Europa desde donde luego tienen que venir a nuestro país de vacaciones; es un problema europeo con lo cual se hace todavía más grave. Pero tenemos intención de abrir todos los hoteles. También se está reformando una parte del Playaballena en Rota (Cádiz).

Playaballena tuvo gran repercusión mediática recientemente por su venta a Amancio Ortega.

Se vendió la propiedad y se hizo un contrato de alquiler a largo plazo. En el acuerdo, había una parte del dinero que se invertiría en reforma, por lo que alguna novedad de cara al verano también tendrá este hotel.

¿Tenéis prevista alguna otra operación similar?

Actualmente no barajamos nada, tampoco descartamos operaciones de este tipo sale and lease back, en las que nosotros vendemos el activo como tal pero nos quedamos como arrendatarios, pero no hay ninguna encima de la mesa.

Rápida vacunación, prolongación de ERTE hasta final de año y plan de rescate para inyectar liquidez son los ejes de las peticiones de los hoteleros y del sector turístico como expone Exceltur, para poder continuar. Mientras esto se decide, ¿cuáles son vuestras perspectivas?

El problema es que no hay nada cerrado y va a llegar todo a última hora, la Semana Santa la damos por perdida. El problema también es que las medidas se anuncian con muy poco tiempo de antelación y nosotros necesitamos una mínima planificación; no se abre un hotel de hoy para mañana y esto es algo que también te limita mucho a la hora de tomar decisiones. Así que estamos trabajando de cara al verano, porque estamos a medio plazo pero este medio plazo va corriendo muy rápido y la vacunación, lamentablemente, no está yendo al ritmo que deseáramos. Aún así somos optimistas, creemos en que podamos abrir toda la planta hotelera y, lógicamente, no será un verano normal, pero al menos esperamos trabajar unos meses y poder rescatar a nuestro personal, ya que alguno de ellos llevan en ERTE casi desde que empezó la pandemia.

Se ha priorizado en la vacunación, además de al personal sanitario, a las personas mayores y, con ello, se habla ya de reactivar los viajes del Imserso, ¿cómo afecta a vuestra compañía?

En un año como el que viene, el Imserso sí va a ayudar a retrasar los cierres de los hoteles. Para nosotros no era nuestro principal mercado, pero sí veníamos ya trabajando con el Imserso en un hotel de Roquetas de Mar en Almería y otro de Huelva y, al menos, permitía que tuvieran cinco meses más de actividad de lo que vendrían teniendo cada uno de ellos si no estuviera el Imserso. ¿Cuál es el problema este año que yo veo? Que el Imserso tiene la capacidad que tiene y todo el mundo va a necesitar de él, con lo cual, lamentablemente, no va a dar para todos. Pero sí creo importante que se ponga en marcha, más cuando a ser una población que va a estar vacunada y protegida, para poder alargar la temporada a partir de septiembre y no veamos a mediados de ese mes cierres masivos de hoteles.

Los hoteleros andaluces proponíais que la comunidad andaluza se adelantara a la hora de poner en marcha corredores sanitarios, os posicionabais para hacer test de antígenos, entre otros aspectos, para trasladar seguridad y ganaros la confianza de los mercados, como el británico, por ejemplo, en que la vacunación está más avanzada, ¿pero hay algo concretado?

Propuestas se han hecho muchas, nos hemos ofrecido para hacer muchas cosas a nivel autonómico y nacional, pero no han fructificado. Ahora, nuevamente se habla a nivel nacional de hacer corredores con Reino Unido, más avanzado en la vacunación, pero tampoco hay nada; también se habla del pasaporte sanitario pero tampoco se ha cerrado. Recientemente escuché a la ministra decir que se iba a hacer una prueba piloto en este sentido, habrá que ver cómo va y funciona y si Europa acepta el ponerlo en marcha. Todo lo que sean facilidades para que la gente se pueda mover va a beneficiar al turismo, porque nuestro gran problema no ha sido otro que las restricciones de movilidad.

Por otro lado, desde hace años Senator Hotels & Resorts trabaja para hacer de sus instalaciones espacios más sostenibles, ¿cuál es la estrategia en este sentido?

El tema de la sostenibilidad es algo en que venimos tiempo trabajando. Es cierto que en este pasado año y en lo que llevamos del presente la pandemia ha chocado contra ello, ya que por el tema sanitario ha predominado todo lo que veníamos eliminando, dígase el plástico de un solo uso o monodosis; nuestro trabajo iba en la línea contraria. Pero todo esto pasará y hay que volver a apostar por la sostenibilidad. Nosotros tenemos varias líneas abiertas en ese sentido, por ejemplo somos la primera cadena hotelera en España certificada con el sello ‘Calculo, Reduzco, Compenso’ del Ministerio de Transición Ecológica por el registro de su Huella de Carbono. Llevamos ya dos años reduciendo las emisiones que teníamos del año anterior y, eso, se debe a la elevada concienciación de los trabajadores y a la apuesta por nuevas políticas y escenarios con el fin de reducir emisiones al medio ambiente. También estamos intentando eliminar el plástico, sobre todo el de un solo uso, aunque es muy complicado porque el plástico está prácticamente en todos los elementos en nuestro día a día. En las oficinas centrales, la mayoría los departamentos están con unos niveles de digitalización muy altos, por lo que el trabajo con papel es mínimo. Esta pandemia nos ha dado el ‘tiempo libre’ para ir planteando esta serie de nuevas funciones e ir avanzando en temas de digitalización y sostenibilidad, que eran proyectos que se tenían más a medio y largo plazo pero con esta situación se ha podido pegar un acelerón importante. En los hoteles, en particular, estamos viendo cómo podemos eliminar todo lo que sea plástico y monodosis. A día de hoy, hay cosas en que es muy complicado pero hay otras en que lo vamos consiguiendo. También, a pequeña escala, trabajamos en otros aspectos como la valorización de las podas de los jardines con las que hacemos compost para reutilizarlo en ellos mismos y pruebas piloto en estos sobre la lucha integrada en las plantas eliminando químicos para combatir las plagas; además, tenemos un propio invernadero en el cual hacemos ensayos y plantamos. En otro lado está el parque Oasys, que a nivel ambiental y de sostenibilidad genera gran cantidad de programas, sobre todo, a nivel europeo en colaboración con otras asociaciones y con otros parques, es algo especial por las características del parque y su reserva zoológica.

Al margen de su actividad en Senator, preside la Comisión de Turismo de Asempal recientemente puesta en marcha, ¿en qué líneas estáis trabajando?

Tuvimos la primera reunión a principios de la pasada semana. Lo que se busca con la comisión es que sea un órgano de asesoramiento a Asempal para que ésta pueda trasladar las necesidades que se consideren en la provincia. En la comisión no sólo participan alojamientos, sino también campos de golf, agencias de viajes, comarcas de interior, restauración…, todo lo que compone el turismo en general, ya que al final a veces simplificamos el turismo en hoteles o aviones pero hay mucho más. La comisión pretende tener una visión general del sector en Almería, en que todos hagan sus aportaciones y se trasladen a los órganos de Asempal para poder sentarse directamente con las distintas autoridades: locales, provinciales o autonómica, dependiendo de las reivindicaciones o de los proyectos que se tengan y poder trabajar todas a una.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios