Mundo

Trump reta a los demócratas: "Quiero que me hagan un juicio político"

  • Afirma que acudirá al Senado para defenderse de las acusaciones sobre Ucrania si la Cámara de Representantes aprobara el 'impeachment'

Trump señala con el dedo en un acto en la Casa Blanca. Trump señala con el dedo en un acto en la Casa Blanca.

Trump señala con el dedo en un acto en la Casa Blanca. / Yuri Gripas / Efe

Donald Trump declaró que está dispuesto a defenderse ante el Senado de Estados Unidos de las acusaciones de presionar al Gobierno ucraniano a cambio de información sobre su rival político y ex vicepresidente Joe Biden.

"Quiero que me hagan un juicio político en el Senado", dijo el presidente de EEUU, después de conocerse que la Casa Blanca estaría abierta a discutir este caso en la Cámara Alta, donde los republicanos gozan de mayoría. Sería recibido en un ambiente mucho menos hostil que en la Cámara de Representantes, donde actualmente avanzan los preparativos de este impeachment.

Los testimonios de los últimos días pueden allanar el camino para que la Cámara de Representantes, dirigida por los demócratas, apruebe los artículos de destitución por cargos formales contra Trump, lo que llevaría a un juicio en el Senado sobre si se debe condenar al presidente por esos cargos y destituirlo de su cargo. El subsecretario de Prensa de la Casa Blanca, Hogan Gidley, aseguró horas antes de que "el presidente quiere un juicio ante el Senado para traer testigos como los Biden y para terminar con este proceso falso e ilegítimo que se ha abierto contra él".

Más tarde, Trump concedió una entrevista a Fox News, donde procedió a defenderse de las múltiples acusaciones vertidas a lo largo de esta semana por los testigos que ha citado el Comité de Inteligencia de la Cámara Baja del Congreso en relación al escándalo ucraniano.

En estas comparecencias, altos responsables como el embajador ante la UE, Gordon Sondland, o la ex embajadora en Ucrania Marie Yovanovitch, responsabilizaron al presidente de emplear a su abogado, Rudy Giuliani, como punta de lanza de la operación. El objetivo habría sido sacar a las autoridades ucranianas información sobre los negocios del hijo de Biden, Hunter, como participante en la junta de accionistas de la empresa ucraniana Burisma.

Durante la entrevista, Trump denigró a la ex embajadora y aplaudió a su abogado, al que describió como "uno de los mayores luchadores contra el crimen de todos los tiempos". Además, reiteró que su único interés en Ucrania es luchar contra la corrupción en el país.

Ataque a Pelosi: "Está más loca que una chinche"

"Rudy tiene credenciales de sobra cuando de trata de negociar con un país corrupto", añadió Trump, tras decir que "Yovanovitch no es ningún ángel" y lamentar que sus aliados del Partido Republicano se mostraran "amables" con la ex embajadora durante su comparecencia ante el Congreso. "Pregunté y me dijeron que había que tratarla bien porque era una mujer", añadió el presidente, quien describió al líder demócrata en el Comité, Adam Schiff, como un "cachorrito enfermo" y "enfermo" a secas. De la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que estaba "más loca que una chinche".

Asimismo, Trump se atribuyó el papel de salvador en el conflicto entre China y Hong Kong, ya que su intervención ha evitado "miles de muertos" en las protestas en la ex colonia británica. "Si no fuera por mí, miles de personas habrían muerto en Hong Kong", aseguró Trump en declaraciones al programa de televisión Fox&Friends. El presidente de EEUU explicó que China "tiene un millón de soldados parados fuera de Hong Kong que no van a entrar sólo porque les pido que, por favor, no lo hagan".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios