DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Listas de espera

PP, Ciudadanos y Vox quieren regalar a la sanidad privada 25,5 millones de euros de las arcas públicas

El tripartido de la derecha en la Junta de Andalucía ha comenzado su legislatura con mal pie. Con el peor. Ha comenzado mintiendo. Nada más poner pie en San Telmo, Moreno Bonilla maldecía la herencia recibida pero, por otro lado, en lugar de ofrecer soluciones, esconde su Presupuesto andaluz hasta junio. No habrá tanta prisa para ejecutar el que denominaban 'gobierno del cambio'. Además de mentir sobre las políticas de Igualdad, Educación o Fomento, también lo hacen sobre algo tan sensible como es la sanidad pública. El gobierno de la derecha ha engordado las cifras de las listas de espera y lo ha hecho de tal manera que desde el PSOE le exigimos que nos diga la fuente dado que las cifras que siempre ha ofrecido el Gobierno de Susana Díaz procede de la única fuente de información fiable: los propios profesionales que atienden a diario a los andaluces y andaluzas. Si PP, Ciudadanos y Vox no creen las cifras que el personal del SAS ofrece sobre listas de espera, ¿qué podemos esperar más? No sólo ningunean a nuestros profesionales, sino que, también, quieren engañar al resto de la población. El ejecutivo de Moreno Bonilla dice que va a invertir 25,5 millones de euros en un plan de choque y ya adelanta que se recurrirá a las manos privadas si se necesita. Ahí está la cuestión. Ese dinero irá a parar, básicamente, a la sanidad privada, la única en la que cree la derecha de este país. Jamás han apostado por una sanidad pública, gratuita y universal 100%, como sí se ha hecho durante 37 años desde el PSOE. El Gobierno socialista en la Junta ha cumplido siempre la legalidad sobre las listas de espera, cuyos criterios fueron fijados en 2003 por el mismísimo José María Aznar. Se trata, por tanto, de un sistema acordado para todas las comunidades autónomas de manera homogénea, con lo que no es un criterio, sino la norma que regula a todo el país y eso no lo puede decidir un solo gobierno.

No hay derecho a que los profesionales que firman mensualmente las listas de espera vean hoy que les han vuelto la cara y han publicado datos absolutamente falsos desde el gobierno de la derecha. Si, de todos modos, le caben dudas sobre las listas de espera a Moreno Bonilla lo que tiene que hacer es una auditoría con el Ministerio para comprobar la veracidad de lo que decimos los socialistas, quienes nunca hemos engañado a la población y, mucho menos, sobre su salud.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios