La Mirada Zurda

Salmerón

Las ideas siempre se pagan; rara vez se desarrollan en contexto de libertad y por lo general producen mucho sufrimiento

No hace mucho tome partida en este medio por un hecho histórico de esta provincia que hacía referencia a Nicolás Salmerón. Uno de los lectores me dijo que le había sorprendido mucho el hecho relatado, tal como me ocurrió a mí al descubrirlo, ya que - la verdad- es paradójico averiguar que Salmerón después de haber sido presidente de la I república no pudo ser político para propia tierra. Movido por ese comentario, que me llegó por las redes, tomé la determinación de ahondar un poco más en dicha circunstancia y, si debo decirlo todo, lo que encontré me sorprendido aún más. Ha sido uno de los textos de Fernando Martínez López, el historiador, el que me ha alumbrado en esta diatriba. Salmerón, Filósofo y catedrático de metafísica, entró en las cortes generales tras un proceso electoral en 1871. Entonces fue diputado por Badajoz. Apenas llegó tomó el empeño y la defensa de los trabajadores del país. Su capacidad le hizo liderar el ejecutivo en 1873, pero solo durante 50 días al dimitir por no querer firmar una pena de muerte. Entonces fue presidente de las cortes hasta el levantamiento militar y la restauración borbónica. A raíz de eso se exilió. Pero cuando regresó a España contaba con la admiración de los almerienses, sus paisanos. Tal vez por eso trató de ser diputado por su tierra. Y lo intentó varias veces, 1881, 1891,1893, aunque sin éxito. Tuvo un obstáculo: el fraude electoral de la provincia almeriense movido por los caciques. Por eso tuvo que vincularse a Cataluña, por donde si pudo ser diputado hasta que se retiró de la política. Si releemos aparecen dos conceptos muy interesantes: fraude y caciquismo. Está claro que el republicanismo de Salmerón le supuso un obstáculo ya que esos eran los rasgos de la idiosincrasia del momento. Lo que no tengo claro es si lo siguen siendo hoy día. Movido por ello me hago un planteamiento: ¿hay fraude de ley en el mundo político almeriense actual? ¿Hay caciquismo hoy en el panorama local? No me atrevo a responder a tales preguntas porque deseo que lo hagan los lectores, y así ahondemos más en la "esencia", pero si voy a dar fe de mi convencimiento: si Salmerón volviera a presentarse como diputado por Almería, a pesar de la ahora gloria, probablemente seguiría sin ser elegido. Las ideas siempre han tenido un precio que se paga en las sombras y a aquellos que tejen hilos y tiran de ellos en silencio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios