Coronavirus en Almería Tres personas sancionadas por saltarse el confinamiento en Los Gallardos

  • Las multas por no cumplir la cuarentena van de los 3.001 a 60.000 euros

  • La Policía Local ha multado también a dos personas por no llevar la mascarilla

La Policía Local comprueba que los conductores no se estén saltando el confinamiento. La Policía Local comprueba que los conductores no se estén saltando el confinamiento.

La Policía Local comprueba que los conductores no se estén saltando el confinamiento. / Javier Alonso

La Policía Local de Los Gallardos ha interpuesto tres propuestas de sanción por saltarse el confinamiento a tres vecinos de la localidad desde el pasado viernes. La última de ellas este mismo lunes a mediodía, según ha sabido Diario de Almería de fuentes policiales.

Desde que la incidencia por coronavirus creció desorbitadamente en el municipio levantino hace ahora una semana, los tres agentes de la Policía Local han tenido que desdoblar esfuerzas (y turnos de trabajo) para realizar el control y vigilancia para que se cumplan las normas higiénico-sanitarias dictadas por las autoridades nacionales y autonómicas.

Multas de 3.001 a 60.000 euros 

Como resultado de estos controles de verificación de personas y vehículos los agentes han detectado varios incumplimientos de la normativa. Entre ellos, los citados quebrantamientos del confinamiento. Por tanto han remitido a la Junta de Andalucía la pertinente propuesta de sanción cuya multa puede ir desde los 3.001 hasta los 60.000 euros según establece para las infracciones graves el Decreto-ley 21/2020, de 4 de agosto, por el que se establece el régimen sancionador por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención aplicables en Andalucía ante el COVID-19.

Además, durante el fin de semana también han sancionado dos personas por no usar la mascarilla, ya sea en la vía pública o en el vehículo sin no se circula con los convivientes en el mismo domicilio. En este caso la multa va desde 100 hasta 3.000 euros.

Al respecto, el alcalde de Los Gallardos, Francisco Reyes, ha querido hacer hincapié en la necesidad de que todos sean "responsables para poder parar los contagios". El regidor aclara que "no nos gusta tener que sancionar, y por supuesto no se hace con afán recaudatorio —de hecho estas multas las tramita la Junta de Andalucía—". Por supuesto, en general los vecinos están cumpliendo.

Turnos extra y refuerzo de la Guardia Civil

Con la imposición de medidas restrictivas en Los Gallardos anunciadas el pasado jueves por la Junta de Andalucía, el trabajo se acumula para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. De hecho, tal y como ha reconocido el propio alcalde, "los tres agentes de Policía Local que tenemos están doblando turnos y echando muchas horas extra, incluso en fin de semana, para poder vigilar que se cumplan las normas". 

Los tres agentes de la Policía Local de Los Gallardos. Los tres agentes de la Policía Local de Los Gallardos.

Los tres agentes de la Policía Local de Los Gallardos. / Javier Alonso

De hecho, el teléfono de la Policía Local no para de sonar, como ha podido comprobar este diario este lunes, mientras realizaban un control de verificación de personas y vehículos junto a la Nacional 340, a la entrada al municipio. Los tres agentes —José Antonio Rodríguez, Daniel Berenguel y Antonio Balastegui— se tienen que multiplicar para estar casi en todos sitios, de un lado para otro atendiendo los avisos.

En estos días han vivido situaciones muy duras, como cuenta José Antonio Rodríguez, con más de 25 años de experiencia en la Policía Local: "Íbamos por las casas de los que han dado positivo para comprobar que cumplen la cuarentena y ver si necesitaban algo. En una de las viviendas, nos abrió la persona que sabíamos que estaba contagiada y le pedí, desde fuera, que se pusiera la mascarilla. Entró a ponérsela y tardaba mucho en salir, así que comencé a llamarlo y no me respondía. Al final vi que había sufrido un desvanecimiento y se había caído junto a la puerta. Hubo que llamar a la ambulancia y trasladarlo al Hospital de la Inmaculada". Y es que el virus es peligroso, no siempre cursa sin síntomas, ni mucho menos.

La vigilancia de vehículos, control del cumplimiento de las cuarentenas, uso de las mascarillas, control de los horarios de cierre de los establecimientos (deben echar la llave a las 22:00 horas), cumplimiento de los aforos (tanto hostelería como otros comercios tienen límite del 50%), atención a cualquier incidencia y la asistencia a personas confinadas (realizar las compras, control de accesos al centro de salud, etc).

Por suerte, desde hace ya unos días la Policía Local cuenta con refuerzos. Primero llegaron voluntarios de Protección Civil de la Diputación Provincial que se encargan, sobre todo, de la asistencia a las familias que están en cuarentena. 

Por otro lado, desde el fin de semana se ha incrementado la presencia de la Guardia Civil, ya que el municipio no cuenta con cuartel de la Benemérita, por lo que están patrullando agentes de Turre y Vera. De hecho, este lunes se ha podido ver una fuerte presencia de los coches verdes y blancos recorriendo las calles de Los Gallardos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios