UAL

La Universidad prepara la PEvAU con mayores medidas de seguridad de la historia

Alumnos durante la Selectividad en años anteriores en la UAL. Alumnos durante la Selectividad en años anteriores en la UAL.

Alumnos durante la Selectividad en años anteriores en la UAL. / D. A. (Almería)

A pesar de los evidentes riesgos que ya ha demostrado el coronavirus, el gobierno central, la Junta de Andalucía y la Universidad de Almería trabajan en la configuración de un protocolo de seguridad férreo para poder desarrollar la prueba de Selectividad, actual PEvAU, en las mejores condiciones posibles. El rector de la UAL, Carmelo Rodríguez ya nunció la ampliación de sedes en un 50% respecto al año anterior y distribuidas por los distintos puntos de la provincia para garantizar la distancia social. Fue la primera medida en concerse tras la confirmación de la fecha para el mes de julio. Ahora la institución está a la espera del protocolo que fije la Junta de Andalucía, una vez que se ha pronunciado el gobierno central y, casi con toda probabilidad, los alumnos tendrán que examinarse con mascarilla y guantes, como también los harán los alumnos de la Comunidad de Madrid. Pero todas las medidas que se han dispuesto hasta el momento están sujetas a la provisionalidad, en función de la evolución de la pandemia y a la espera que la Junta de Andalucía publique un protocolo que concrete las medidas sanitarias y de seguridad que se van a adoptar.

El objetivo de la Universidad de Almería es cumplir con las instrucciones que se envíen desde las autoridades sanitarias y educativas competentes, de forma que se pueda celebrar la prueba con todas las garantías sanitarias, académicas y de seguridad requeridas, y que merecen los estudiantes. Se ha tenido en cuenta para ello la necesidad de descongestionar los centros que estaban más ajustados de plazas, con el fin de crear el menor trastorno posible a los alumnos.

Una vez que la UAL reciba el protocolo de la Junta, y de acuerdo a su contenido, se hará pública la asignación de cada centro a su sede y se enviarán instrucciones para que se difundan entre el alumnado, y que afectarán, entre otras cuestiones, a la entrega y recogida de folios, a la prohibición de compartir cualquier material de examen (bolígrafos, lápices, reglas, dispositivos electrónicos...) o a la necesidad de ir con el cabello recogido y los pabellones auditivos despejados, que ya se debía hacer el curso pasado.

El Consejero de Universidad, Rogelio Velasco, ha puesto de manifiesto las actuaciones preparatorias para el examen “ya que se requiere de un despliegue excepcional que garantice las condiciones de seguridad y protección del alumnado, del profesorado y del personal de apoyo encargados de la logística de las pruebas”. En Andalucía la convocatoria ordinaria tendrá lugar los días 7, 8 y 9 de julio y la extraordinaria, entre el 14 y el 16 de septiembre. Las universidades prevén que la PEvAU convoque a 53.000 estudiantes.

La Junta de Andalucía ha establecido un comité técnico que fijará los procedimientos que, durante el estado de alarma, marque el Ministerio de Sanidad. Según ha apuntado Velasco, este grupo de trabajo “debe conocer importantes cuestiones organizativas, como la obligatoriedad de disponer de mascarillas, guantes y geles hidroalcohólicos en los distintos centros, la necesidad de controlar la temperatura del estudiante, la limpieza y desinfección de las aulas y otros espacios o las características físicas de los espacios para garantizar la distancia mínima de seguridad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios