UD Almería

UDA para todos

  • La Fundación rojiblanca y Biosabor se unen para apradinar a un equipo cadete y a uno sénior en Senegal

Conjunto senegalés con la equipación del Almería. Conjunto senegalés con la equipación del Almería.

Conjunto senegalés con la equipación del Almería.

Y todos para la UDA. Como D’Artagnan. La Fundación rojiblanca, con Lorena García a la cabeza, se ha propuesto que el conjunto indálico se gane el respeto y la admiración por temas sociales y lo está consiguiendo con creces. Al fútbol femenino, el equipo Genuine, las Escuelas Rojiblancas o los Campus de Verano, se le ha unido ahora una iniciativa en la que colabora con uno de sus principales patrocinadores, Biosabor, que transciende las fronteras de Almería y de España.

Yo también soy del Almería, es el eslogan que mueve el día a día del trabajo de la Fundación y, en este caso, viene como anillo al dedo. Las equipaciones de pasadas temporadas, que ya no tienen uso alguno en el club, puesto que hasta ha cambiado de marca deportiva, se han convertido en el mejor regalo para unos chavales senegaleses. En una parcela de ardiente tierra, con un portería que a duras penas se mantienen en pie [por supuesto, sin redes] y un balón que perdió el cuero el primer día por el roce con la corrosiva superficie en la que se juega descalzo, un grupo de chavales porta con el pecho henchido de orgullo y la cara radiente de felicidad, la equipación de la Unión Deportiva Almería.

La secuencia parece la continuación del anuncio que se grabó en el campo de Los Pinos de El Alquián hace unos años, con Del Piero, Zidane, Beckham o Raúl. Pero no, es la realidad, un poco menos cruda gracias a la solidaridad de Biosabor y la UDA. “Hace unos meses, uno de los patrocinadores de la Fundación, Biosabor, nos dijo que tenían en Senegal un equipo cadete y uno sénior, y nos propusieron colaborar. Mandamos material deportivo y ropa. Dijimos de volver a sentarnos en un futuro próximo, para formalizar que algunos técnicos nuestros vayan a realizar una pequeña formación para que sigan con la labor de entrenamiento”, explica orgullosa Lorena García, que ya está pensando en recolectar botas o balones para un próximo envío.

La UDA quiere enviar en el futuro entrenadores de sus bases para que formen a los jugadores y a los técnicos de Biosabor, que son los que están hoy por hoy en Senegal

Con sus limitaciones y sus instalaciones que en el primer mundo estarían clausuradas por los múltiples peligros que se observan en las fotos [un chambao medio derruido hace las veces de banquillo, las porterías no están sujetas al suelo, los campos están al lado de carreteras poco transitadas, pero por las que pueden pasar vehículos...], la UDA senegalesa es feliz y hasta juega federada. Eso sí, antes jugaba con camisetas de diferentes colores o incluso con el pecho al descubierto ante la falta de equipaciones.

Pachanga en un campo de tierra. Pachanga en un campo de tierra.

Pachanga en un campo de tierra.

“Ellos jugaban con las equipaciones que la gente les iba llevando poco a poco, por lo que no tenían uniformidad. Nos dijeron que colaborásemos con nuestra ropa, nuestro escudo y accedimos”, asegura Lorena. Además de las zamarras y los calzones, la UDA tiene claro que a esta edad hay que transmitir también valores: “Los técnicos de Biosabor les han hablado de nuestro club y creo que el acuerdo final será que nosotros vayamos allí, para que conozcan a nuestros entrenadores y, por supuesto, los valores de la Unión Deportiva Almería”.

“A raíz de esta iniciativa, se suman más asociaciones que necesitan material deportivo. La idea es colaborar con todos los que podamos. El club tiene un apartado fundacional para que el eslogan Yo también soy del Almería, termine provocando que todos puedan vestir nuestra camiseta”, algo que está consiguiendo con un trabajo y una implicación espectacular, además de la inestimable labor de un patrocinador que ha sido fundamental tanto para el equipo femenino como para el Genuine: “Nuestra idea es seguir trabajando en este proyecto y el siguiente paso es aportar técnicos temporalmente en Senegal para que estén con los niños y formen a los monitores en el terreno futbolístico. Estamos colaborando y trabajando juntos con Biosabor, nos entendemos muy bien y este proyecto está funcionando”.

Calidad hay en sus botas. Calidad hay en sus botas.

Calidad hay en sus botas.

Para que no haya malas interpretaciones, Lorena quiere dejar claro que la ayuda es totalmente altruista, que no buscan aprovecharse de los jugadores talentosos. “Con el tema de los menores de edad y el Reglamento FIFA eso es muy complicado traer alguno a la cantera. Nuestra única intención es verlos ilusionados jugando al fútbol”, creyéndose futbolistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios