Las Palmas | UD Almería | La crónica Pocas ganas en Las Palmas (0-0)

  • Empate rojiblanco gracias a una gran actuación de Fernando, en un partido en el que se anuló un gol a Caballero y otro a Rubén Castro

Rabona de Corpas en la medular. Rabona de Corpas en la medular.

Rabona de Corpas en la medular.

En una tarde calurosa, en la que apetecía más estar en la playa que delante del televisor viendo el partido, una UDA con muchas rotaciones en su once jugaba ante un Las Palmas repleto de canteranos. Era un domingo extraño, con la tristeza del fallecimiento de Reyes, que contrastaba con una muy buena noticia para el club: el ascenso de la UDA Féminas. En ese contexto jugaban los de FF su penúltimo partido en casa.

El partido comenzó descontrolado, algo que no le gusta a Fran Fernández, y con ocasiones para los dos bandos. El Almería fue el primero en llegar, con un remate a gol de Caballero, una de las muchas novedades, pero el colegiado interpretó que se había subido encima de Curbelo y anuló el tanto. Habían pasado sólo cuatro minutos e ipso facto, fueron los locales los que la tuvieron con un gran disparo de Cedrés al larguero de la portería de Fernando.

Estaba emocionante el encuentro, aunque no había nada en juego. Los amarillos comenzaron a contragolpear con peligro y Pizarro Gómez anuló un segundo tanto, en este caso a Rubén Castro por falta a Ibiza en la carrera. Pasada la media hora, nuevamente el ariete canario la tuvo, pero Fernando respondió con mucha rapidez en su salida en una primera instancia y posteriormente nuevamente el palo de la portería rojiblanca evitó el primer tanto local.

Remate en el gol anulado a Caballero. Remate en el gol anulado a Caballero.

Remate en el gol anulado a Caballero.

Se acercaba el descanso y el Almería demostraba que tenía la cabeza en la playa. No había la intensidad ni el contragolpe que ha caracterizado a los rojiblancos esta temporada. Lo mejor, sin duda, el 0-0 para irse al descanso. Sobre todo viendo cómo arrancó la segunda parte, con un paradón de Fernando a Araujo, después de una sensacional jugada personal de Momo, que se fue con una facilidad pasmosa de Andoni. Entre Corpas y Narváez intentaron responder, pero el centro del jiennense no fue remtado en una posición inmejorable por el colombiano.

Pasaban los minutos y lo único a destacar fue la ovación del estadio a Momo, uno de los buques insignias pío pío. Además, Gaspar volvía a tener minutos por parte rojiblanca. Rubén Castro lo volvió a intentar a falta de cinco minutos, pero se encontró con un colosal Ibiza, que en cuanto ha tenido un poco de regularidad ha recuperado su nivel. Lástima para él que la Liga se acabe ya. Por fortuna para el resto de compañeros y para la afición, ya sólo queda un partido.

Fernando evita un remate de Rubén Castro. Fernando evita un remate de Rubén Castro.

Fernando evita un remate de Rubén Castro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios