Deportes

"La inteligencia de la máquina es un regalo de la persona"

  • Los robots han despertado un gran interés entre los inscritos en los Cursos de Verano, que han llenado el salón de actos de la Casa de las Mariposas el primer día

"La inteligencia de la máquina ha sido programada por la mano de la persona". Antonio Giménez es uno de los directores del curso El presente de la robótica, ¿qué puede hacer un robot por nosotros? Junto a él, Francisco Rodríguez que también tiene un modo especial de ver las máquinas. Instrumentos que ayudan a las tareas cotidianas que, por ejemplo, en Almería pueden verse reflejadas en los invernaderos.

"Es muy bonito observar que la ciudad nos da la oportunidad de ocupar la Casa de las Mariposas", aseguró Rodríguez durante la presentación. "Me ha llamado mucho la atención el hecho de que haya este gran número de alumnos, lo que quiere decir que la tecnología continúa enganchando". ¿La finalidad de la máquina? "reemplazar a las personas en un trabajo físico", afirma.

Tres funciones que quedan plasmadas en los contenidos a tratar en el seminario inaugurado ayer. Sustituir la capacidad de tomar decisiones, de manipular objetos, inteligencia artificial y robótica de manipulación.

No obstante, lo que más llama la atención a los presentes es un pequeño robot colocado en una esquina de la mesa. "Cada vez vemos más humanoides, que pretenden sustituir a las personas, esto se ha empleado en ámbitos industriales". En el sector que más se emplea es en el del automóvil. "Ahora pretendemos que se abra a más ámbitos". La Universidad de Almería, mentora de estas jornadas, desarrolla importantes estudios de investigación que giran en torno a esta disciplina. "Cuando empezamos, en 1995, no había ningún robot en funcionamiento... ¡y ahora hay ya unos cuantos!". Los avances van en buena línea. Muchos expertos a nivel nacional e internacional se han interesado por la propuesta. Ejemplo claro de ello es el fitorobot. "Sirve para pulverizar con fitosanitarios dentro de los invernaderos".

Tradicionalmente, los robots han sido utilizados en aplicaciones industriales en las que no existe una interacción directa entre una persona y un robot. En las fábricas, el espacio de trabajo del robot está controlado por barreras físicas y otras medidas de seguridad que impiden a cualquier persona entrar en contacto físico con el robot. De estos robots se espera no solo que se desarrollen en las nuevas aplicaciones relacionadas con la robótica médica, robótica espacial o robots asistenciales y de compañía, sino que se amplíen drásticamente los horizontes de la automatización industrial en la vida diaria de una persona.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios