FÚTBOL | SEGUNDA B

CD El Ejido, un proyecto que hace aguas

  • El ambicioso deseo de Pierre Mevy cuando tomó las riendas del club en 2017 era poder ver al equipo celeste en 2ª División para 2020, pero este curso podría presenciar su descenso a 3ª

Aulestia se dirige para sacar el balón de su meta durante el duelo en Cartagonova (3-0). Aulestia se dirige para sacar el balón de su meta durante el duelo en Cartagonova (3-0).

Aulestia se dirige para sacar el balón de su meta durante el duelo en Cartagonova (3-0). / La Opinión de Murcia (Almería)

Comentarios 0

Llegó Pierre Mevy en verano de 2017 al Poniente almeriense con un sueño en su mente: ver al Club Deportivo El Ejido antes de 2020 en la Segunda División del fútbol español. El empresario israelí tomó las riendas de una joven entidad, fundada en 2012, que empezó a caminar hacia la profesionalización en todas sus parcelas, o al menos esa era la idea, de la mano de la nueva directiva encabezada por el de Tel Aviv. De ese sueño, esta campaña, se ha pasado a una inesperada pesadilla que incluso podría empeorar más todavía.

El primer equipo celeste se encuentra en puestos de descenso y en una situación cada vez más preocupante. A falta de cuatro jornadas para la conclusión de la competición liguera regular, los de Manolo Ruiz están cinco puntos por debajo de la salvación directa y del puesto de play out. Matemáticamente, el CD El Ejido no está sentenciado, todavía mantiene opciones de poder salvar una categoría de bronce que tanto le costó conseguir y en la que lleva ya tres temporadas, pero no cabe duda de que la salvación está muy complicada.

Tampoco se ha logrado el objetivo de conectar con la afición y llenar Santo Domingo

Las cosas no han ido como se esperaban en el entorno del club del Poniente almeriense en este curso 2018-2019, en el que precisamente más se había apostado por acercarse a la zona alta y tratar de meterse en el play off por el ascenso a la Liga de Fútbol Profesional. Alberto González, el técnico del ascenso, fue destituido y en su lugar llegó José Sevilla, que dio un paso atrás al no poder acabar con la mala racha de un CD El Ejido que, hasta este lunes, ha estado en manos de Manolo Ruiz, el tercer entrenador que ha tenido el banquillo ejidense en esta campaña que, pase lo que pase finalmente, será para olvidar. Ahora la responsabilidad de obtener la salvación recae sobre Pedro Nogueira, José María Martínez y Javi Suárez, cuarto equipo técnico celeste de la temporada.

Por otro lado, independientemente a los números en lo deportivo, otro de los objetivos de la entidad de Mevy era conectar con la gente, hacer afición y llenar la grada de Santo Domingo, poniendo como meta un mínimo de 2.000 personas. Tampoco se ha logrado. No era tarea fácil volver a poblar el feudo celeste de fieles, sobre todo después de la decepción que supuso para todos los ejidenses la forma en la que desapareció el Polideportivo Ejido, pero los números, y sobre todo la imagen que ha dado el CD El Ejido en numerosos duelos este año, no han acompañado en dicha labor.

La prioridad del club del Poniente, como no podría ser de otra forma, es actualmente salvar al equipo sea como sea, se llene su campo o no, para evitar lo que sería toda una catástrofe para un proyecto que hace aguas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios