La consulta del especialista Sin miedo al SIDA

  • Incremento sin control en España de las graves enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Un lazo rojo de la lucha contra el SIDA. Un lazo rojo de la lucha contra el SIDA.

Un lazo rojo de la lucha contra el SIDA.

Algo no se está haciendo bien. Han saltado por los aires las estadísticas que reflejan el incremento sin control de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en nuestro país. Según ha explicado la Ministra de Sanidad, en el período que va de 2013 a 2017, la incidencia de ETS ha aumentado un 26%. Ese incremento no es nuevo y se está notando un repunte en los últimos 10 años. Enfermedades como la gonorrea, clamidia, la sífilis, el papiloma o el linfogranuloma venéreo están creciendo sin control, pero lo que es peor, los casos de VIH comienzan a repuntar también.

*Cada día, más de un millón de personas contraen una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

*Se estima que, anualmente, unos 376 millones de personas contraen alguna de estas cuatro enfermedades de transmisión sexual (ETS): clamidiasis, gonorrea, sífilis o tricomoniasis.

*Se estima que más de 500 millones de personas son portadoras del virus que provoca la infección genital por virus del herpes simple (VHS).

Imagen en el microscopio del virus. Imagen en el microscopio del virus.

Imagen en el microscopio del virus.

*Más de 290 millones de mujeres están infectadas por virus del papiloma humano (VPH).

*En la mayoría de los casos, las ETS son asintomáticas o se acompañan de síntomas leves que no siempre permiten diagnosticar la enfermedad.

*Algunas ITS, como el herpes genital (VHS de tipo 2) y la sífilis, pueden aumentar el riesgo de infectarse por el VIH.

*En 2016, más de 988 000 mujeres embarazadas contrajeron la sífilis, lo cual dio lugar a más de 200 000 muertes del feto o el recién nacido.

*En algunos casos, las ETS tienen consecuencias graves para la salud reproductiva más allá del impacto inmediato de la propia infección (por ejemplo, infertilidad o transmisión materno-infantil).

Causas

Desde los organismos implicados se están analizando los motivos de dichas cifras, sobre todo entre los más jóvenes:

-La mezcla de alcohol y drogas con sexo: cuando una persona se encuentra bajo los efectos de uno de estos tóxicos o de los dos, se baja la guardia debido a la euforia que lo provoca así como las lógicas precauciones y se piensa más en el “aquí y ahora” que en sus consecuencias.

-Las redes sociales. Son un arma peligrosa en manos vulnerables como son los adolescentes. El hecho de conocerse y perder el miedo desde el anonimato que supone un teléfono o un ordenador, provoca que la velocidad de la relación se acelere. Lo que en persona cuesta semanas o meses, online son días. Uno es más atrevido y dice cosas sin ver la cara de su interlocutor. Además, está muy de moda el “sexting” que es mandar mensajes de contenido sexual explícito o “nudes” que consiste en enviar fotos subidas de tono o videos sugerentes en exceso. Una vez llegados a este punto, la relación sexual es mucho más fácil que se produzca y sin protección. El uso del preservativo ha descendido en los últimos años del 85% al 78%.

El virus en España

– Entre 130.000 y 160.000 personas viven con VIH, de las que más del 20 % no está diagnosticada.

– Hasta el 30 de junio de 2016 se han notificado 3.428 nuevos diagnósticos y se estima que la tasa es de 9,44 por 100.000 habitantes.

– La tasa de los nuevos diagnósticos de VIH son superiores a la media de los países de la UE y de Europa Occidental. Por Comunidades Autónomas, Andalucía tiene una incidencia ligeramente superior al resto de las comunidades.

– Los hombres suponen el 85,9 % de los nuevos diagnósticos.

– La mayoría de los nuevos diagnósticos se encuentran entre los 30 y 39 años.

– El 11 % tiene entre 15 y 24 años y el 14,4 %, 50 años o más.

Campaña de concienciación. Campaña de concienciación.

Campaña de concienciación.

– Un 46,5 % de los nuevos diagnósticos en 2015 se realizaron de forma tardía y el grupo que presenta mayor proporción es el de hombres heterosexuales (63,1 %).

– El retraso en la detección del virus aumenta con la edad llegando a un 63,2% en los mayores de 50 años.

– La vía de transmisión más frecuente es la sexual: 79 % de los casos, de los que el 53,6 % corresponden a hombres que mantienen relaciones con hombres.

No es lo mismo ser portador del VIH que tener el SIDA. Los portadores no tienen por qué desarrollar la enfermedad. El SIDA que en otro tiempo fue mortal, ahora se considera una enfermedad crónica ya que gracias al uso de los antiretrovirales se puede contener la reproducción del virus evitando que se desarrolle y que la enfermedad sea mortal. El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ataca el sistema inmunitario y debilita los sistemas de defensa contra las infecciones y contra determinados tipos de cáncer. A medida que el virus destruye las células inmunitarias e impide el normal funcionamiento de la inmunidad, la persona infectada va cayendo gradualmente en una situación de inmunodeficiencia. La función inmunitaria se suele medir mediante el recuento de linfocitos CD4 que son las células especializadas en combatir las infecciones. La inmunodeficiencia aumenta el riesgo de contraer numerosas infecciones, cánceres y enfermedades que las personas con un sistema inmunitario saludable pueden combatir.

¿Cómo podemos actuar?

Es lo que comentaba el otro día con la coordinadora del Instituto Andaluz de la Juventud Rosa Maldonado Aguilera. La situación es preocupante, pero desde la Administración se están realizando multitud de actuaciones para concienciar a nuestros jóvenes acerca de los peligros que conllevan las relaciones sexuales sin protección, fomentando el uso del preservativo y alertando sobre las conductas de riesgo y posibles enfermedades de transmisión sexual y las consecuencias. Hay una sensibilidad especial en relación a este tema por parte de la administración andaluza comenta la responsable. Hay que insistir en las campañas de vacunación del papiloma, tanto para niñas como para niños y educar también a los padres para que hablen con sus hijos y detecten posibles conductas anómalas que puedan desembocar en embarazos no deseados o en ETS, siendo el peor de los casos contraer el VIH.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios