UD Almería I CD Tenerife I La crónica Al Almería le llueve todo a favor (2-0)

  • Con diez rotaciones ante el maratón que se avecina y un partido en el que sabe ser dominado, el Almería logra la quinta victoria consecutiva merced a dos penaltis ante un voluntarioso Tenerife

  • Minuto a minuto

Lazo materializa el 1-0 desde el punto de penalti. Lazo materializa el 1-0 desde el punto de penalti.

Lazo materializa el 1-0 desde el punto de penalti. / Javier Alonso

El peor horario posible para un partido esperado, pero al que le quitaron el gusto picantón en los días previos al choque. No por parte del Almería, que cumplió en Albacete y sigue con su inmaculada racha de las últimas jornadas, sino por un Tenerife que destituyó a Fran Fernández justo antes de regresar a la que fue su casa.

Ramis, otro viejo conocido de los rojiblancos, fue quien se sentó en el banquillo del Mediterráneo. Viendo la tabla, el partido parecía más fácil de lo que realmente iba a ser, puesto que el Almería acumulaba cansancio y ya se sabe su histórica manía de 'ayudar' a equipos que lo están pasando mal. Gomes buscó la frescura en el banquillo e introdujo un once inédito, con diez caras nuevas y el goleador Cuenca como único titular. Un once arriesgado, pero el míster sabe que con el calendario que hay por delante, no queda otra que dar descanso.

Los ánimos del entrenador nuevo se le notaron al Tenerife, que salió a presionar y jugaba en campo rojiblanco. El Almería no estaba cómodo, no tenía la pelota, defendía demasiado atrás. El balón estaba más cerca del área de Fernando que de la de Ortolá. Un par de desmarques de Robertone y Ramazani fueron las tímidas primeras intentonas indálicas. Shashoua, por contra, percutía una y otra vez por la banda diestra tinerfeña con bastante peligro. 

Pasado el primer cuarto de hora, Cuenca volvía a demostrar su poderío aéreo. Agarrado por Spicic, el central se elevaba por encima del tinerfeño, de forma legal, para batir a Ortolá. Sin embargo, el colegiado pitó lo fácil, sólo vio los brazos del rojiblanco y no los de Spicic, que agarraba de forma más clara y contundente a Cuenca. Gesto de mal árbitro. Gol mal anulado y el VAR que no entró al ser una jugada de interpretación arbitral. Por lo menos el Almería demostraba que estaba en el partido, que en cualquier momento iba a aparecer arriba.

Cuenca remata, de manera legal, en el gol injustamente anulado. Cuenca remata, de manera legal, en el gol injustamente anulado.

Cuenca remata, de manera legal, en el gol injustamente anulado. / Javier Alonso

Poco a poco, el Almería se iba encontrando. La presión le incomodaba, pero no por ello dejaba de intentar sacar el balón desde atrás. Lazo y Robertone, por la izquierda, ponían verticalidad y empezaban a encontrar espacios mientras una necesaria lluvia hacía acto de aparición, por fin, muchos meses después. Se acercaba el final de la primera parte y aunque ahora los de Gomes insistían más, no terminaban de trenzar jugadas claras. Lazo, de los más activos, lo intentó con un par de buenas faltas cercanas al área.

La segunda parte arrancaba con un centro de Buñuel y un manotazo de Wilson a Robertone dentro del área, que el colegiado interpretó como penalti. Sonaba a compensación por el gol anulado a Cuenca, gesto nuevamente de mal colegiado, que ahora beneficiaba a los rojiblancos. Lazo le pegó fuerte, lo lanzó con seguridad y el 1-0 subió al marcador. Celebración con rabia porque el gaditano se estaba encontrando después de mucho tiempo por debajo de su nivel. Él y Robertone, los mejores del Almería hasta el momento, habían sido protagonistas para que los de Gomes se pusieron por delante.

Minuto de silencio y coronas de flores en recuerdo de Jesús Verdejo, exconsejero, y de Diego Armando Maradona, amigo personal de Turki Al-Sheikh

Las camisetas sobre el césped mediterráneo. Las camisetas sobre el césped mediterráneo.

Las camisetas sobre el césped mediterráneo. / UDA

Con ventaja en el marcador, ahora tenía el Almería su asignatura pendiente: no meterse atrás y ser capaz de manejar el partido. No iba a ser tarea fácil, el Tenerife había dominado más la primera parte y ahora se iba a volcar en busca del empate. Gomes trató de corregir esto y metió a tres titulares: Villalba, Sadiq y Corpas. Los de Ramis estaban muy arriba, una contra podía sentenciar el choque.

Así fue, el 2-0 iba a llegar en una acción que le encanta a Sadiq, donde más cómodo se encuentra. Recuperación y pase magistral de Petrovic, carrera del nigeriano y Aitor Sanz tiene que derribarlo cuando encaraba a Ortolá. Como Lazo, Sadiq quiso ganar en confianza cantando un gol, aunque sus compañeros le pedían el balón, y acertó desde los once metros, lanzando bastante mal eso sí. Pero la jugada se la había fabricado él y, por fortuna, tuvo final feliz.

El partido atrasado ante el Zaragoza de la segunda jornada se disputará el próximo miércoles 9 de diciembre (19:00)

Aquí se acabó el choque. Quedaban 15 minutos pero el Tenerife ya estaba hundido y el Almería quiso ahorrar energías. Quinta victoria consecutiva, que se dice pronto, en el comienzo de un duro mes de diciembre donde quien no esté a la altura de las circunstancias, puede perder posiciones. Los de Gomes demuestran que ahora mismo están para lo que le echen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios