Análisis

PABLO MARTínez- salanova peralta

Obsesionado

Con la Iglesia han topado. El Obispado de Almería va a denunciar a las dos cantantes de nombres impronunciables y modernos que le hicieron la trece catorce. Las chicas pidieron permiso para grabar dentro de la Catedral dando a entender que era para un trabajo de la universidad, pero lo que se curraron fue un videoclip de música trap. Que para los que nacieron antes de 1990 diré que "usa sintetizadores, cajas rítmicas, sub-graves, hi-hats de subdivisión binaria o ternaria, y normalmente grandes y en ocasiones usos excesivos de auto-tune". No lo digo yo, lo dice la Wikipedia. Que luego ves el vídeo y más que el Obispado debería denunciarles la música en general, porque menudo horror. Más debe ser la rabia que les ha dado el engaño, porque de sacrilegio hay poco. Pero como hoy en día cualquier cosa es "ofensa a los sentimientos religiosos" y a cualquier cosa le llaman "cultura", pues ya tenemos el Cristo montado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios