Análisis

Antonio Sempere

Susceptibles

Mira que había motivos para valorar el trabajo del equipo de Comando actualidad. Y mira que no faltan argumentos para quejarse, por ejemplo, del pésimo horario en que se empeñan en emitir el programa, a las tantas de la madrugada. Pues no. Llega la entrega mensual de RTVE responde y resulta que las quejas que ha recibido el Defensor del Espectador, Ángel Nodal, a propósito de los últimos programas, se refieren al título del dedicado a los niños a los que siempre hemos denominado coloquialmente como superdotados y que ahora se definen como personas con capacidades especiales. El caso es que los de Comando titularon el programa Pasarse de listo y las asociaciones de familiares y los primogénitos de niños con este perfil se lanzaron a la yugular en lo que consideraban un epígrafe de muy mal gusto, incluso ofensivo. Es verdad que en lo referente al contenido del reportaje no ponían pega alguna, pero ahí estaba el tirón de orejas a un trabajo que, según mi humilde criterio, sólo merece el aplauso.

En Comando actualidad, que si nos ponemos como esforzados tiquismiquis también es un mal título (los temas que trata son atemporales, no están al pie de la actualidad, y sus periodistas no van en absoluto en comandita), tratan de titular los reportajes con expresiones o frases hechas que sirvan de reclamo. De otro modo quién se iba a interesar por ellos a las dos de la madrugada.

Aprovecho la ocasión para resaltar en esta columna que el programa en cuestión de la polémica fue redondo. Reconforta ver a niños y familias tan responsables en un mundo habitado por tanta estulticia. Cuando vi la noticia de esos ricos desatados que se mueren haciendo cola en el Everest para lograr un selfi, me he acordado especialmente de todas estas personas con capacidades especiales que contribuyen con su grano de arena a un mundo mejor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios