UD Almeria-Mallorca | La crónica Melchor, Gaspar y la UDA

  • Gran regalo de Reyes del Almería a su afición, en un gran partido a la contra, con Álvaro Giménez sufriendo tres penaltis

  • Los rojiblancos empequeñecieron al Mallorca a partir de la media hora, después de un arranque con René de salvador

El fútbol volvía al Estadio de los Juegos Mediterráneos en un día tan señalado como el de Reyes y en una hora en la que todavía estaba la gente abriendo lo regalos. Por ello, las gradas presentaban un mal aspecto, en un partido importante ante el Mallorca para tratar de acercarse a la zona alta de la tabla.

Con las novedades de Martos y Narváez en la banda izquierda, el Almería se vio sorprendido en los primeros minutos de partido por un Mallorca que triangulaba bien en la zona central. A ello también contribuyó un arbitraje demasiado riguroso con los rojiblancos, que terminó desquiciándolos y cargándolos de tarjetas. Después de un disparo raso y flojo de Narváez, Álvaro pidió penalti, pero el colegido no hizo caso a las protestas.

Comienzan las ocasiones

Minutos después, empezaron a llegar ocasiones visitantes. René sacó primero un mano a mano ante Merveil y posteriormente un cabezazo a bocajarro de Veljent. Trató de reaccionar el cuadro de Fran Fernández, que tuvo en la cabeza de Álvaro su mejor oportunidad, pero remató fuera solo en el punto de penalti.

Una llegada balear. Una llegada balear.

Una llegada balear.

En la última jugada de la primera parte llegaría un gol psicológico. A favor de Almería, que había mejorado bastante pasada la media hora y estaba mejor posicionado. Un contragolpe de la casa acabó en la zurda de Álvaro dentro del área y fue arrollado por Valjent al recortarle hacia el interior. El propio ariete ilicitano, con seguridad, puso desde los once metros el 1-0. No se llegó ni a centrar.

La segunda parte comenzó con un Almería con la clara idea de estar bien junto en busca de contragolpe. Corpas y Martos condujeron dos muy buenas, pero faltó remate en el área. Al cuarto de hora, el propio extremo jiennense se encontró con un baló muerto, pero el meta mallorquín evitó el segundo.

Penalti desaprovechado y contra del 2-0

Una buena recuperación en el centro del campo, con el Mallorca descentrado, iba a permitirle a Álvaro Giménez tener la oportunidad de hacer el segundo. Raíllo le hizo penalti, pero en esta oportunidad Reina le leyó las intenciones al ilicitano. El Almería le daba vida a un rival que atravesaba sus peores minutos. 

Sin embargo, el Mallorca estaba totalmente desnortado y le concedió a los rojiblancos un nuevo tres contra uno. Pero en esta ocasión, no hubo penalti, sino tres magnificos toques para que Real encañonara a Reina y pusiera el segundo. El Almeria estaba muy cómodo, tenia el partido dónde y cómo quería.

Narváez, titular en detrimento de Rioja, se marchó en la segunda parte quejándose de su rodilla. Lo hizo por su propio pie, algo que siempre aporta tranquilidad

Aunque el Almería se despistó en un saque de falta que tuvo que atarjar René, el tercero para los de FF parecía más cercano. En una nueva contra, Reina se lució primero ante Aguza y posteriormente a Álvaro. El ilicitano sufrió el tercer penalti de la mañana, pero ahora fue Aguza el que falló ante Reina. Muy mal tirado, por cierto.

Pese a los dos penaltis fallados, la victoria no se le escapó al Almería, que suma 28 puntos y se gana el derecho a mirar alto. Vencer con cierta comodidad al Mallorca es el mejor regalo de Reyes posible para la afición, que confia en sacar un buen resultado en Alcorcón para cerrar la primera vuelta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios