Crónica Levantisca

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Pedro Agotado

Pedro Sánchez ha agotado la legislatura, está en la fase final de los buenos presidentes: la gira internacional

Pedro Sánchez ha agotado su legislatura, la combustión de su Gobierno es tan rápida que el presidente está en la fase final de los buenos presidentes: el paseo internacional. En su tramo final, que duró legislatura y media, Felipe González se dedicó a lo que más le gustaba, el viaje de Estado, se convirtió en un referente europeo en los tiempos de Thatcher, Khöl y Mitterrand, se hizo amigo de Gorbachov, lo era de Castro y ayudaba a Xiao Ping a cazar ratones blancos. A Aznar también le picó el interés, pero prefirió hacerse la fotografía en las Azores y se enemistó con el Rey en su visita a Cuba, cuando Juan Carlos I paseó por la Habana Vieja sin gentes porque su presidente había autorizado al desalojo del caserío por motivos de seguridad.

Pedro Sánchez sólo lleva en Moncloa seis meses, pero ha agotado todas las fases: Luna de miel con el electorado, juego de fuegos artificiales tipo Aquarius, primeras dimisiones como símbolo de regeneración, segundas dimisiones frustradas como símbolo de enrocamiento, empantanamiento del asunto catalán, abandono de sus socios y, finalmente, la gran gira internacional. La visita del presidente de China ha ido muy bien, ha estado en Cuba, en Marruecos y ahora vuelve a América, al G-20, Buenos Aires, con la sien algo plateada.

Y se agotó. A la vuelta, Pedro Sánchez leerá el resultado de las elecciones andaluzas y decidirá si convoca pronto las generales. Si el PP de Juanma Moreno quedase por detrás de Ciudadanos, habría elecciones en marzo, pero el sorpasso está muy complicado a pesar del candidato asistido. Como dijo Pedro Pacheco en una ocasión: "Hemos sacao tres, pero si la campaña dura tres días más, no sacamos ni uno".

E incluso así, Pedro arrastra un Gobierno que ha entrado en crisis: Dolores Delgado, Pedro Duque, Nadia Calviño y Josep Borrell habrían tenido que dimitir si se hubiese aplicado el mismo listón de Carmen Montón. Y casi Isabel Celáa tendría que haberse esforzado mucho para explicar su declaración de bienes. Tan selectiva.

Pedro Sánchez debe convocar, para marzo mejor que para el 26 de mayo. A octubre no llega ni con escafandra. Si logra sacar a Franco del Valle para las fiestas, tendremos elecciones en marzo y disolución del Parlamento a finales de enero. En cuyo caso, a Susana Díaz no sólo se le habrá aparecido Vox en esta campaña, sino un esclarecimiento de la situación nacional en tiempo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios