Vivienda digna

Cuando comenzaron los síntomas, jamás sospechó que tendría que afrontar aquel infierno en una soledad tan laceranteY todo ello sin olvidar que el derecho a una vivienda digna es un derecho consagrado en nuestra Constitución.

Cuánto

Nunca el ser humano había recibido tal saturación de informaciones contradictoriasAún no podemos saber la intensidad de lo que nos espera a la vuelta de la normalidad.

El camino

Era un tiempo eminentemente familiar, aunque lo que más le gustaba era porque no había coleY la pandemia nos está poniendo las emociones, temores y esperanzas a flor de piel.

Vayamos al médico

Meditaba sobre el panorama político actual, y sentía la inseguridad que le transmitía un mosaico de partidos disparesA nivel europeo se ha observado un claro aumento en los niveles de ansiedad y estrés.

Calma tensa

Vagaba muy despacio por los pasillos atestados de lomos de cuero, a los que acariciaba al pasarLa sensación que te deja un paseo por las calles hoy no es comparable a la que te dejaba durante la crisis.

68.000

Su rostro se iluminó y sus ojos se encontraron, el nombre del hijo que esperaban que lo decidiese élLa pandemia de SARS-CoV-2 no deja de sumar contagios y muertes por todo el mundo.

Cenizas

Se preguntó ¿cuáles de ellos se habrían pasado más de la raya, es más donde estaba la raya?Este país está muy débil. Nos sostienen los fuertes sentimientos hacia la familia que hay en esta sociedad.

Mejor desde la esperanza

EL AMOR, que palabra más plena y a su vez más vacía cuando deja de ser una emoción para materializarse en bombones¿Qué efecto produce en un nieto que pierde a su abuelo por Covid oir que se ha debido a un comportamiento suyo?.